Perita: Estocástico

estocástico, ca.

(Del gr. στοχαστικός, hábil en conjeturar).

1. adj. Perteneciente o relativo al azar.

2. f. Mat. Teoría estadística de los procesos cuya evolución en el tiempo es aleatoria, tal como la secuencia de las tiradas de un dado.



Cómo es este azar, ¿verdad?. Lo mismo coinciden varias revoluciones de grupos humanos en un mismo área del planeta, que a occidente le da por aplaudirlas, y cuando todo parecía ir viento en la popa de la alegría de Europa va y a una revolución le da por no cuajar.
A que se lía -piensas desde esta orilla del mismo mar- a que se lía. Pero no te da tiempo a pensar mucho porque el azar interviene y para chula la madre naturaleza, que la lía, pero bien. Yo aún tengo los ojos abiertos por las imágenes. Pero enseguida nos hacen mirar hacia otro lado, hacia una central de energía que resulta alarmante, peligrosa o alarmantemente peligrosa, según la qué fuente facilite la información. Sea como sea, da miedo.

Y cómo es el azar que, mientras nos reparten miedo nuclear y por él dejamos de escuchar el silencio de 22.000 ausencias y el llanto de un país al que encima llamamos ejemplar, nos metemos de lleno en una intervención militar para crear una zona de exclusión, y empezamos salvando civiles con bombas y misiles.

Es curioso cómo se parecen los vocablos civil y misil, a ver si hay suerte y algún día se confunden en los presupuestos de las naciones.

La palabra vuelve a perder frente al puño, al palo, a la piedra. Volvemos a llevar pieles y a gruñir, aunque lo hagamos por el móvil o por el facebook y llevemos vaqueros o tergal. Volvemos a matar.

Así tenemos el mundo. Una guerra, una amenaza nuclear, una brutal catástrofe natural. Poco sitio queda al azar, y menos  a las dudas. Y no solo eso, claro, queda siempre todo aquello de lo que no se habla ya, meandros de sufrimiento y muerte en esta aparente globalidad en la que vivimos. Cerca o lejos. Ya da igual.


Tampoco es por azar por lo que, mientras nosotros tenemos el mundo como lo tenemos, el planeta se vista de flores y nos regale esta luna. Ya estamos en primavera y es su otra manera de recordarnos de que sigue vivo.

Aquí parece estar todo medido.


No tenemos un mundo ni sordo, ni ciego, ni mudo, pero escuchamos y vemos lo que se nos pone y hablamos sobre aquello que se nos propone. No buscamos, no discriminamos, no solicitamos. Ni mucho menos exigimos. Apenas reflexionamos profundamente. Ni tan siquiera sobre nosotros mismos. No nos da tiempo -decimos.

No es por azar por lo que el miedo llega corriendo desde cualquier rincón hasta los grandes altavoces del mundo. Lo positivo, lo bueno, lo que puede hacer mejorar, se queda en un susurro que casi no llega a la prensa local.

No es por azar por lo que algunos grupos de personas, de millones de personas, sufrenan y no se les oye, no nos llegan sus gritos y, sin embargo, escuchamos a personas y personas de una en una haciendo un ruido ensordecedor con estupideces.

El miedo nos mantiene quietos, pendientes, alerta, callados. Anulamos el resto. Solo estamos atentos al miedo.

No podemos dejar que a este mundo lo dirija el azar. Y mucho menos "este azar".
Tampoco el miedo.
Ninguno.

¿Oyes la primavera? ¿la hueles? ¿la ves?. ¿Cantamos?

Feliz semama.

2 comentarios:

    On 5/4/11 18:14 H. dijo...

    "No es por azar" que una amiga me enviara el vídeo "64 razones para cortar con tu novia" y buscando en los vídeos relacionados encontrara el Cuento del escondite de los Vicios & las Virtudes(ó por qué el amor es ciego).
    "No es por azar" que recordara (nunca lo olvidé del todo) que ese cuento lo había oído antes en el bar Los 4 Gatos de Murcia (¿no sale en el buen reportaje sobre esta región?)
    "No es por azar" que buscara información del Grupo Albo y encontrara este blog.
    "No es por azar"(del otro)que lo hiciera unos días después de la actuación en Santo Ángel(otra vez).
    "No es por azar" que mis abuelos tengan una casa por allí.
    "No es por azar" que esa ironía y crítica del post sea tan necesaria en este tiempo y esta vida (aunque no hay otros)
    "No es por azar" ser, también, Mediterráneo.
    Pues sí, ya, se "huele la Primavera". El olor a azahar. Y a este azar (del bueno) que nos hace, de alguna manera, reencontrarnos.
    Gracias, Félix.

     

    Gracais H. La vida es así, nos lleva y nos trae por donde le rota.

    Un abrazo grande y a ver si nos volvemos a ver. Seguro.

     

. . .