NODRIZA
(def. de rae(Palabra procedente del latín, nutrix, -icis).
1.- f. ama (mujer que cría una criatura ajena).
2.- f. buque o avión que sirve para abastecer de combustible a otro u otros. Usado en aposición: Buque nodriza. 


LUNA - Félix Albo

¿Y por qué miras tanto a la luna? -le preguntó en la noche.

Hubo un silencio largo. Una respiración profunda. Una mirada respetuosa al horizonte y, sin volver la cabeza arrancó a hablar.

La luna lleva toda la vida ahí, suspendida, flotando, entregándose cada noche a quien la quiera mirar. Y la miran, pensamos que son pocas las personas que la miran, pero la mira mucha gente. Personas enamoradas, desesperadas, felices, solas, amargadas y amargas, envidiosas, nobles, poetas, gente de música, de arte, de palabra, bohemias y contables, huérfanos y recién estrenadas madres, abuelos, viejos, niños, adolescentes... La luna está ahí, expuesta a quien la quiera mirar. Y lleva ahí todos los tiempos, desde que el humano no estaba ni pensado; antes de que el viento fuera viento y la mar guardara su sal y sus misterios.

Por eso la miro, porque es calma en mi desasosiego, compañía en mi soledad, pausa en mis noches de farra. Guarda como nadie mis lágrimas, mis secretos, y entiende mis efervescencias, me susurra palabras de dicha al oído. La miro y está triste, repleta, nostálgica, extrañada, absorta, indignada... La miro y a veces sin preguntarle nada, me contesta. La miro incluso en las noches que no está. 
Guarda las palabras que a lo largo de los siglos le han ido diciendo, pensando, dedicando, compartiendo en todas las lenguas, personas de todas las épocas, de toda condición raza, cultura, creencia... Está llena de  todo eso. Es la nave nodriza de las emociones de toda la historia de la humanidad. La luz en la noche, una quitamiedos, una esperanza redonda de que todo lo oscuro pasará. 

Ella es mi ama, quien amamanta mis sueños, mis deseos, mis anhelos. 

Es una y todas, única y la misma, tuya, mía, nuestra, de todas y cada una de las personas que la miran, se detienen cada noche y la miran. También de quien lo lo hace.

Y hoy, está llena, mira.

Y sí, quien había preguntado ya la miraba. Ya hacía rato que la miraba como también hacía rato que no escuchaba la voz que le hablaba pues la luna ya le andaba embelesando con una de sus dulces nanas.

Se le notaba porque sonreía como solo lo haces cuando la luna te mira.

__________________________________________

El viernes celebré la luna en Segovia con tres funciones de historias con un público rebosante y espectacular. Más de trescientas cincuenta personas en cada turno con muchas muchas ganas de escuchar. A las 22.00, a las 23.30 y a la una. Tres funciones en las que la palabra encontraba su lugar adecuado en cada persona que la recibía. 
Ayer fue luna, llena, grande dice el periódico, como si alguna vez fuera pequeña. Ayer también la celebré con un par de amigos que tras catorce años viviendo el sueño de vivir juntos decidieron celebrarlo con sus niños y su gente más cercana. 
Hoy la celebro con esta pequeña historia camuflada en perita para cerrar una etapa, la del APALABRARTE ABONICO de la SER de Murcia, con Paco Sánchez con quien hemos compartido historias alrededor de muchas palabras. Con sus oyentes, con los oyentes de la radio a través de las ondas, como Mercedes que fue la última que nos mandó una palabra para buscarle la historia, o como Josebe que desde Euskadi, cada domingo se conecta a la red para escuchar un pequeño cuento y luego por whatsapp a veces me comenta. 

Hoy se acaban las peritas en las ondas, y seguirán aquí, en el blog, en el face, en el twitter y allá donde cada quien la quiera llevar. Porque ese es el sentido de todo esto: quien las lee, quien las escucha, quien las comparte, quien las deja rodar por los adentros...

Como solo tiene sentido la vida si se disfruta, o cuanto lo menos, si se pelea día a día por disfrutar.

Esta noche también habrá luna, no estará llena, pero casi... Y seguirá tan linda que merecerá la pena mirar... Porque cada luna es única, aún siendo la misma. Como las noches, como las vidas.

Feliz luna.
Feliz verano.

Feliz vida.

Abrazos a capazos.

Félix Albo.

Y EN VERANO...

#TEREGALOUNCUENTOcada #lunesdeperita
Cada semana UN CUENTO. Para ti y para quien quieras. Te lo lees en menos de tres minutos y quizá te habite durante un rato.
Quién sabe si te gusta tanto que tú también lo quieres regalar.

¡Ya los leen más de 500 personas cada semana!
¡SÚMATE!

No te quedes sin #lunesdeperita.

SEGUIMOS A LA NUESTRA
En la  BIBLIOTECA DE LOS ELEFANTES, te espera la reseña de un álbum ilustrado cada semana. Corre, échale un vistazo y busca el que más te guste. Corre que muchos no los conoces y te van a encantar. Además tenemos tiendaSolo libros para para 
D I S F R U T A R.
¡¡YA ESTAMOS EN VERANO!!

Las noches cortas, los días largos, el calor, la cervecita, la orilla del mar, los senderos verdes, el amor, los peces, los atardeceres sin prisa, las lunas llenas como la de mañana...

Y cuentos, claro. Menos que durante todo el año, pero cuentos. A ver si te pilla cerca de tu lugar de vacaciones o del de tu cotidiano, o de alguien a quien quieras. Empiezo hoy mismo, en Segovia.

¡Vamos!

ALMERÍA
jue 17  ORIA
22.30 h. CUENTOS DE BOLSILLO (ad.) Dentro del programa RINCONES DE MÚSICA Y PALABRAS, actuaré en la Fuente de la Polaca con dos artistas locales. Un lujo, vaya.

CASTELLÓN
jue. 21  -agosto- BENICASSIM
22.30 h. CUENTOS DE BOLSILLO (ad.) En el anfiteatro Pepe Falomir. Cuentos en la orillica misma del mar. ¡No te lo pierdas! 

vie. 22  -agosto- BENICASSIM
20.00 h. CUENTOS DE CUENTOS (fam.) Cuentos para toda la familia en la Biblioteca Jorge Comín.

CUENCA
mar. 15 CUENCA
22.00 h. APALABRÁNDOTE (ad.) Una sesión de historias más cortas de lo que acostumbro. Fresca y emocionante. ¿Que no? Ven y lo verás. Escucha y lo vivirás. En la Plaza de la Merced.

vie. 1 -agosto- ARCAS DEL VILLAR
20.00 h. CUENTOS DE CUENTOS (fam.) En la plaza, como desde hace tres años. Un lujo de fiesta en torno a los cuentos.
22.00 h. QUIMBAMBAS (ad.), para recibir las noche, nos ponemos alrededor de la palabra. En la Plaza también. Un lujo, ya verás.

SEGOVIA
vie. 11 SEGOVIA
22.00 h., 23.30 h. (ad.) En el Patio de la Casa de Andrés Laguna. HISTORIAS dentro del XV FESTIVAL de Narradores Orales de Segovia. Hace cinco años que estuve allí. Repetimos con dos sesiones más cortas para disfrutar de la luna a ratitos y para terminar...

01.00 QUIMBAMBAS (ad.), Patio de la Casa de Andrés Laguna. A disfrutar de la noche.



TERUEL
lun. 4 -agosto- VALDETORMO
19.00 h. CUENTOS DE BOLSILLO (fam.) ¡A pasarlo estupendo con los cuentos y toda la familia!
22.30 h. YAYERÍAS (ad.) La palabra envolverá de misterio y risas la noche. ¿Vienes?
VALENCIA
jue 31  SILLA
20.00 h. CUENTOS DE CUENTOS (fam.) Cuentos en los parques municipales, para toda la familia.

21.00 h. APALABRÁNDOTE (ad.) En el Patio de la Torre Musulmana algunas peritas toman la voz. Fresca y emocionante. ¡No te la pierdas! y de allí... ¡A Paiporta!


jue. 31  PAIPORTA ¡HEMOS CAMBIADO EL SITIO!
22.30 h. QUIMBAMBAS (ad.) Sesión especial en lugar especial. En el Jardín del Xalet del Catalá, c/ Valencia, n. 6 ¿Vienes?

sáb. 2 -agosto-  VENTA DEL MORO

23.00 h. QUIMBAMBAS (ad.) En el Callejón del Tío Mellado, este espectáculo íntimo y único. ¡Ven!.


Y ya. Mientras, en los raticos de descanso, dibujaré nuevas historias para el otoño... que se acerca una fecha especial.

Mientras disfruta, sobre todo disfruta de todo lo que la vida te regale.

Gracias mil.
Abrazos a capazos.


2014
Este correo lo recibes porque en algún momento has facilitado tu dirección para ello.
Puede que exista algún cambio respecto a la información reseñada.
Contacta en 
distribucion@felixalbo.com para confirmar o solicitar más información.
GRACIAS

En facebook 3285 amigos y 1537 seguidores
En twitter 1025 y este correo más de 5300 direcciones.
Un regalo, vaya.





FÉLIX ALBO
es miembro de AEDA,
la Asociación de Profesionales
de la Narración Oral en España.

MATRAZ
(Palabra procedente del francés, matras).
1.- m. Vaso de vidrio o de cristal, de forma generalmente esférica y terminado en un tubo estrecho y recto, que se emplea en los laboratorios químicos. (def. de rae)


TU ESPALDA - Félix Albo

Uno de los grandes placeres de nuestro cotidiano es, para mí, despertar frente a tu espalda desnuda. Mirarla con mimo, con detenimiento, como leyéndola. Deslizar mis placenteros ojos sobre tu piel sin prisa, sin rutas, dejando que sea tu espalda el propio mapa del paisaje a descubrir. Disfrutar en silencio del acariciar de mi mirada. Imaginar tatuarte con tintas de agua un poema de Neruda, ese que dice aromas, luz, metales; o aquel de Angel Guinda que decía: viniste como supe que vendrías... O el desayuno, de Luis Alberto de Cuenca. Y mientras los pienso sin intención de decidirme, los recito sin musitarlos siquiera. Y parece que suenan más intensos dibujados en silencio sobre tu espalda cálida.

Me encanta, por ejemplo, descubrirte un lunarcito nuevo, y unirlo a los que ya conozco formando una constelación ancestral en la que me sumerjo sin temor al extravío... 
Observar cómo respiras, cómo transpira la vida dentro de ti. Imagino el borbotonear feliz de los glóbulos recorriéndote los adentros. A mí me basta con tu espalda; con ver cómo el pelo cae lánguido, de manera perfectamente desordenada, alborotado, flagrante.

Puedo pasar horas leyéndote la piel, sin temor a llegar a la última página, sin perderme entre renglones, sin calibrar la buena o mala literatura.

Me gustas. Eso es más que suficiente. 

Y esa sensación es tan intensa, tan inefable e intangible, que me encantaría tomar su esencia, y guardarla en un matraz sellado, para mirar y no ver nada sabiéndolo ahí. Y en el momento de mi muerte, justo en el último instante antes de mi muerte, abrirlo y respirarlo para marchar lleno de vida, lleno de ti, dispuesto al viaje con ternura y gozo.

Repaso tu espalda, por si se me olvida algo y la descubro nueva aún conociéndola, aún sabiéndomela de memoria.

Y cuando noto que algo te inquieta. Cuando creo que el despertar anda buscándote los ojos para abrirlos, me encanta con mi yema tibia escribirte sin dudarlo y en mayúsculas la palabra LIBERTAD.

Por te quiero sí, pero ya lo decía la canción: Yo te quiero libre. Libre y con amor.  

__________________________________________

El verano tiene los horarios laxos, y uno puede quedar fácilmente cautivo en la contemplación del cuerpo desnudo de quien nos acompaña, sin prisas como siempre, sin buscar más placer que el propio regalo que la mañana ofrece. ¿No crees?

Feliz verano. Feliz.

Abrazos a capazos.

LLAR
(Palabra procedente del latín, lar, laris, hogar).
1.- m. Ast. y Cantb. Fogón de la cocina.

llar alto .- m. Cantb. Llar que está sobre un poyo o meseta.
llar bajo .- m. Cantb. llar que se halla en el mismo plano del suelo de la cocina.


LA ESCONDIDA - Félix Albo

Por aquí es -dijo el señor Paco, señalando un desvío que salía de la comarcal. Tomamos entonces un camino terroso cuyos bordes estaban delimitados por dos hileras paralelas de almendros gigantes. Al final del camino, la casa. Escuchar de Paco "esta es" nos supuso una gran satisfacción y esperanza. Era mucho más grande de lo que habíamos pensado y aparentemente no estaba mal conservada.
Nos tomamos de la mano mientras aquel señor pequeño abría la puerta enorme de madera. Entramos y un frescor nos invadió en la oscuridad. No dimos crédito cuando fue abriendo las ventanas y la luz nos mostraba estancias enormes, muebles únicos, techos altos y un suelo entarimado en madera de haya en perfecto estado. Cada habitación, cada sala, era mejor que la anterior, y estaba como para entrar a vivir ya. Era increíble, sobre todo por el precio.

Llegamos a la cocina y nos sentamos los tres en un poyete que rodeaba el llar. El señor Paco prendió unas ramas que parecían estar preparadas y nos miró con detenimiento.

En esta casa se perdió una niña -nos dijo-. Fue en el año treinta y dos, en una fiesta familiar, celebrando San Crispín. Jugaban a la escondida doce niños, primos casi todos, y hubo una niña, Carla, a quien nunca encontraron. Quedó escondida en ese armario -dijo señalando lo que parecía una despensa a nuestras espaldas-. Callada, quieta, esperando a que la encontraran. Al parecer los gases de la cura del vino de la bodega de abajo subieron por un respiradero a la alacena y la durmieron hasta matarla.

La estuvieron buscando -el señor Paco de repente hizo una pausa larga-, la estuvimos buscando tres días por huertos y montes. No hubo mota de tierra sin pisar. Y mi abuela, en el cuarto alba la encontró, sentadita, con sus ojos cerrados, su vestidito de florecillas alegres, como ella era.

Mi abuela la encontró, pero no nosotros, sus primos, así que no valió y por eso ella sigue jugando. Algunas noches escucharán correderías por el pasillo, o una voz que cuenta hasta ciento veinte, diez por cada niño que jugábamos. No hace nada más. Únicamente quiere jugar. Ella sigue jugando y quiere que alguien la encuentre.

Por eso la casa es tan barata. Solo por eso. Aún así es una ganga. Ustedes me dirán.


Y nos la quedamos, claro. Nunca habíamos creído en cosas así.

A los dos meses de andar ya viviendo en la casa, felices, escuchamos las primeras carreras nocturnas. Y a partir de ahí vino todo lo demás. Golpes en las paredes, voces contando setenta y cinco, setenta y seis..., puertas que se abrían y cerraban... y la despensa. Aquella despensa.

Una noche nos decidimos a encontrarla, para que  acabara definitivamente el juego. Y después de perseguir ruidos, cancioncillas y golpes por la casa, sus pasos nos llevaron hasta la cocina, y en frente del llar, la despensa cerrada. Tomamos aire. Abrimos la puerta, y allí estaba, sentada, mirándonos sonriente, con el vestido que el señor Paco nos había dicho.

Por fin me habéis encontrado- nos dijo-. Ahora contáis vosotros. 
Y se abalanzó sobre nuestros cuerpos. 

De eso han pasado ya cuatro años y hoy es un día muy importante. Estamos impacientes porque Paco ha conseguido unos compradores para la casa y ya han aparcado en el jardín de la entrada, ya les escuchamos hablar. Ojalá tengamos suerte.

Nosotros dos estamos esperando aquí, sentados dentro de la alacena. 
Tenemos unas ganas locas de jugar.

____________________________

Llegan los días en los que uno pierde razones para madrugar y se puede abandonar a cenas copiosas para conciliar el sueño en noches calurosas... 

Es el ambiente perfecto para las pesadillas.

Felices sueños.

setenta y cinco, setenta y seis, setenta y siete...

Abrazos a capazos.




LIRÓFORO
(Palabra procedente del griego, lira y -foro).
1.- m. poeta.

LIRÓFORO - Félix Albo

Cuando acabó la guerra, el poeta volvió llorando sobre las vereda izquierda del camino. Desde la colina, bajo el almendro más viejo de las huertas, contempló las ruinas de su pueblo.
¿Qué hay peor que la desolación en un paisaje? -se preguntó.
Sin duda las ruinas de uno.

Bajó hasta las primeras casas, pocas en pie, aún humeantes, el resto en el suelo, como cuando un sueño se desmorona, como cuando un amor se desvanece.
¡Qué tremendo el desamor! -se oyó gritar con su propia voz.

Con los ojos cerrados a tramos, siguiendo sin dudar el trazado desdibujado de las calles llegó hasta el colegio, la biblioteca, la plaza; lugares de juego, de canto, de palabra a los que la barbarie les había arrancado la lengua. 

¿Qué hay peor que un pueblo sin caminos? -se preguntó de nuevo.

Sentóse en la entrada de su casa, ante el jardín desbrozado de vida a llamaradas y sus lágrimas cayeron sobre la tierra sin yerba, yerta, yerma, yesca. 

¿Hay algo peor que la exterminación del presente?. Claro -musitó-, la confusión y turbidez en el ayer. La pérdida del mañana.

De repente, un colorido herrerillo se posó con elegancia frágil en el lánguido tallo mortecino de un rosal. Cabeceó hacia un lado y el otro hasta detener su mirada en la del hombre liróforo que miraba en silencio.

Comenzó a cantar con fuerza de manera que pareciera palpitar la vida en cada uno de sus trinos.

El hombre entonces entendió que su propia ruina formaba parte del paisaje, que la ruina colectiva no era sino la suma de las ruinas individuales; de que el camino, aún desdibujado, llegaba hasta la puerta de ese montón de piedras que fue su casa, no por el camino como tal, sino por el recuerdo, por los pasos de quienes lo habían caminado, amigos, conocidos, vecinos, hermanos. También miró al marcharse el herrerillo, cómo en el rosal asomaba un brote.

Se puso de pie. Se acercó a los escombros de su hogar y arremangándose comenzó a colocar piedra sobre piedra recomponiendo su casa, su historia, su mañana.
__________________________

La clase política se encarga de convertir a su población en un privatizado público de circos sociodeportivos y telenovelas medievales. Y mientras el pueblo asiste a los espectáculos artificiales y dirigidos para olvidar las urticarias que los gobernantes nos producen, estos legislan con absoluta ostentación y prepotencia a su antojo y conveniencia, desdibujando los caminos, emborronando los paisajes, confundiendo la historia, electrificando los futuros individuales y también el colectivo el colectivo, endeudando la esperanza.

Ya es verano. Ya tenemos rey nuevo y también viejo. Ya se ha acabado el mundial y es lo que menos hemos perdido. El espectáculo político social, lamentablemente, continúa. Nosotros elegimos, si seguir pasivos en las butacas o saltar a las tablas para tomar las riendas de la escena.

Feliz semana.
Desde Logroño, camino de casa, abrazos a capazos.

. . .