Octubre y Félix Albo

Ya se acabó el lluvioso septiembre dejando atrás los postres helados, los calores (aunque alguno vendrá), los ahorros y los sin tiempos. Comienza este mes treintayunero en el que arranco impartiendo un curso para padres y madres en la biblioteca de Alameda de la Sagra, Toledo. Once madres y un hijo nos vemos en esta semana dos horas al día para hablar de libros ilustrados, de cuentos de tradición oral y de cómo contar a quien más tenemos cerca. Qué bellas son las tierras toledanas y con ellas su capital y qué majas que son sus gentes.

En este mes nos podremos encontrar en

ju 02 ARANJUEZ, Madrid
22.15 YAYERÍAS, en el LAUREL DE BACO, c/Eras, 6 Un espacio que nadie puede imaginar en una ciudad llena de árboles y patios.

vi 03 ALAMEDA DE LA SAGRA, Toledo
20.00 CUENTOS DE MALETA, en la CASA DE LA CULTURA como clausura del curso. Ays.

sa 04 MURCIA. Murcia
22.00 YAYERÍAS (2ª), en CAFÉ LIBRERÍA ITACA, c/ Mariano Vergara, 6. Otro espacio especial, en la capital murciana.

mi 08 VALDERROBRES, Teruel
por la mañana Sesiones en primaria y secundaria
por la tarde sesión en infantil
21.00 NUDO, en la BIBLIOTECA

ju 23 ORIHUELA, Alicante
17.30 EL HECHIZO DE LA LECTURA "Contar en el aula" Charla formativa en lasXIV Jornadas de Animación a la lectura del CEFIRE. En el EDIFICIO DE LA LONJA. Por tercer año consecutivo asisto a estas jornadas para profesionales de la educación. Un placer llenar la mesa de conferencias de álbumes ilustrados.

mi 29 PANTOJA, Toledo
20.00 NUDO, en la BIBLIOTECA

ju 30 POZOCAÑADA, Albacete
20.30 YAYERÍAS, en la BIBLIOTECA

vi 31 CIMAT, Valencia
10.00 - 12.00 Sesión para adultos (Lugar por confirmar)

vi 31 SANTIAGO DE COMPOSTELA, A Coruña
22.30 Cuentos de miedo. Sala Dos rúas.

Reactivamos la vida laboral. Ale, a rodar.

Abrazos.

Félix Albo

ARREBATO

Después de discutir salió a la puerta de casa.

¿Dormir? Cómo iba a poder dormir. Se dedicó a recoger una a una las estrellas, para pasar la noche a oscuras y en soledad.

Al alba colgó un Te quiero en cada una de ellas y salpicó la inmensidad de lucecillas vivas de aquí al infinito.

Ante un muro invisible uno solo puede o esperar o marcharse.

No puedes encontrar por dónde horadarlo

No puedes convencer a nadie de que lo derribe
porque sólo tú lo ves

Tan sólo puedes esperar o marcharte.

Yo, de momento, espero.

Barbara Fiore Editora, anuncia en su web que en este mes recién estrenado saldrá a la venta un nuevo libro de Shaun Tan, autor e ilustrador de El árbol rojo, o emigrantes, dos deliciosas obras editadas en álbum ilustrado que a cualquiera que haya pasado su mirada por sus páginas ha quedado prendado.


Dieciocho euros cuesta CUENTOS DE LA PERIFERIA que pronto comentaré desde mi estantería.


Mientras, en la biblioteca seguimos comentando. En el mes de agosto le ha tocado el turno a LOS MIMPINS de Roald Dahl, AL OTRO LADO DEL SOMBRERO de Carles Cano, EL GATO TRAGÓN de Patacrúa, JAIME Y LAS BELLOTAS de Tim Bowley y LAS CENAS CONTADAS de Ignacio Sanz, libro que aún ando en el disfrute de su lectura. En este septiembre jovenzuelo y picarón hablaremos, como poco, de cuatro títulos más. ¿Te animas?

La Osa Menor

Seguimos mirando al cielo y vamos con otra archiconocida constelación: La Osa Menor. Según los griegos, ya sabéis, es Arcas, el hijo de Callisto con quien Zeus tuvo un... bueno ya lo conté.

La Osa Menor es importante y muy mirada ya que en una de sus puntas aparece la estrella polar que es la única estrella que no se mueve. Cuando íbamos con Francisco en el planetario, les decía a l*s chaval*s Vamos a hacer un viaje intergaláctico y hacía girar la esfera estelar de manera que cada estrella dejaba un rastro tras de sí hasta convertirse en una línea continua. Así cada estrella formaba un círculo circuncéntrico y en el centro, estática, quedaba y queda la polar.

Bueno, pues en la actual región de Kazajastán, no distinguen ambas constelaciones sino las unen con una explicación que me ha llamado la atención.
A la polar la llaman "clavo de hierro" y atada a éste hay una cuerda que acaba por lazar al caballo que ubican en nuestra osa mayor. Su economía, vida y preocupación eran los caballos así que cada quien que miraba al cielo trataba de entenderlo y recordarlo y qué mejor manera que hacerlo con algo que uno ya conoce. Así pues, a lo largo de un día, el caballo le da la vuelta completa al clavo bien metido en el cielo. Y ahí seguirá, por suerte y por siempre para que podamos recordarlo y contarlo.

La Osa Mayor

Ahora que se acaba el verano, miro con calma el cielo.

Hace un par de abriles, tuve la oportunidad de conocer a Francisco, director y hacedor de el aula del cielo, astrónomo. Con él llevé a cabo la campaña de animación a la lectura en la provincia de Almería. Recorrimos aquella tierra con un planetario portátil que por magia del aire aparecía como un champiñón gigante, o un sombrero de bombín colocado con gusto en el suelo del gimnasio o casa de cultura. Y mientras él explicaba los datos técnicos y las naturalezas de estrellas, planetas y constelaciones, yo me dedicaba a contar las leyendas que conocía de cada una de ellas. Durante el día en el planetario portátil, durante las noches, para adultos, a cielo abierto, al lado de un castillo normalmente, bajo una manifestación ostentosa de la belleza nocturna, sus explicaciones y mis historias, se mezclaban con la curiosidad de la mayoría. Una actividad realmente especial.

Desde antes, y como humano y no solo de esta época, ya había sentido curiosidad por las constelaciones y dada la oportunidad que brinda el vivir en el campo, ya había dedicado algún tiempo, cuello tronchado, a intentar unir con ese trazo mágico los puntitos tintineantes (que tiritan de miedo, dice Galeano) durante las noches, a veces sólo (la mayoría) a veces acompañado. Recuerdo con especial cariño el descubrimiento de Pegaso, junto a Paula Carballeria, Pegaso, ese gran terrateniente del cielo.

Por suerte, la contaminación lumínica no ha acabado de apagar del todo las estrellas de mis noches hogareñas, así que hoy, mirando al cielo, comienzo a recordar aquellas historias.

La primera, una fácil, la Osa Mayor. ¿Y eso es una osa? No, pero como la mayoría. Realmente hay muy pocas constelaciones que, a simple vista, se parezcan en algo a aquello que representan, pero como cuando uno juega con las nubes, hay que echarle, sobre todo al principio, bastante imaginación, peor luego una vez estemos dentro de la dinámica todo resulta más fácil.

Un montón de culturas han coincidido en identificar esta constelación con una osa como animal, aunque no todas, por ejemplo, los egipcios veían un jabalí. En Marruecos, veían un ataud seguido por sus plañideras.

A esta constelación se la conoce también por el carro, o la sartén, o el cazo (que dicen los ingleses) debido a su forma. Se ve todo el año en el hemisferio norte y se usa como referencia para localizar la estrella polar.

A simple vista son muy fácil de identificar siete estrellas. Con cuatro se forma el cazo y las otras tres el mango. De éstas tres, la de en medio fue la primera estrella doble descubierta (Mizar y Alcor) que si no lo vemos a simple vista, nos podemos ayudar con unos prismáticos.

La mitología griega explica, en la mayoría de las historias, que Zeus era un enamoradizo, quizá por su carácter mediterráneo. A nada que se asomaba a la tierra, se enamoraba de alguien a quien seducía utilizando tretas y artimañas no siempre del mejor cariz.
Cuentan que el dios de dioses Zeus, enamoróse de Calisto, una ninfa de la diosa Diana. Zeus no paró hasta conseguir seducir a tan bella ninfa, pasando por encima del código ético de los dioses y la moral matrimonial (¿poseen moral matrimonial los dioses?) y acabando por encima de ella o por debajo, quién sabe las costumbres de los dioses y las ninfas.

Diana, notó el embarazo de su ninfa y la expulsó de sus cercanías temiendo la ira de Heras, esposa de Zeus. Ésta explotó al conocer que Calisto había tenido un hijo con su marido, Arkas, así que en un arrebato de celos convirtió a Calisto en una osa.

Quiso el destino que tiempo después Calisto se encontrara con su hijo, en medio de una foresta. Quien sabe si en la osa había ojos de madre, pero Arkas se sintió amenazado y saco un cuchillo enfrentándose a aquella animaleja que resultaba ser su madre.

Zeus, contemplando la escena, se removió por dentro (si en el fondo no son tan malos) e impidió que aquello fuera a más lanzando (de la cola, por eso es tan larga (tres estrellas)) a la madre al firmamento donde siempre estuviera al alcance de su mirada, por ello, en el hemisferio norte no se esconde. Y al niño, lo lanzó en forma de osezno, cerca de ella, y en la cola de éste colocó la estrella polar. Por ello sabiendo dónde está la madre, enseguida se encuentra al hijo, y con él al norte.

Cuentan que Heras se enfado tanto más que impide que la osa toque el horizonte para beber agua. Por ello, desde nuestro ángulo nunca toca el mar.

Por suerte le queda el resto del mundo para beber. De hecho, los indios de América del Norte, cuentan que la cola no es tal sino que se trata de tres cazadores que durante todo el año van a la caza del oso que huye delante. En otoño, justo cuando el oso roza el horizonte, los cazadores le dan caza y por eso las hojas de los árboles se tiñen de rojo.

A mí me gusta más la segunda, quizá por que la primera se parece a muchas, y ésta posee esa imagen final de los bosques canadiense ardiendo en rojo sangre en pleno otoño.

Ahí queda. ¿Imaginas cuánta gente ha mirado esa constelación a lo largo de los tiempos?

Si escuchas es alucinante.

Para encontrar la Polar tienes dos opciones:
.- de la osa mayor, coges las dos últimas, en esta ilustración las de la derecha, y cuentas cinco veces hacia arriba esa misma distancia. Encontrarás una estrella arriba que forma parte de la Osa Menor (Arkas).
.- señalas con el índice el cielo, despacio y a con mucha atención paseas el dedo por el firmamento, cuando notes más frío estarás señalando la estrella Polar.

Grafitis

Cuando tenía 13 años y veía una pintada del tipo Yoli, te amo, me encantaba escribir debajo Yo también e imaginar las posibles situaciones tanto cómicas como trágicas que mi travesura podía crear.

Tres años después, debajo de cada pintada de enamorados escribía Ya no y seguía divirtiéndome imaginar las posibles situaciones.

A los 42, bajo un declaración a una tal Marielita, me sorprendí una noche escribiendo Y a mí ¿quién me quiere?

el país

Un ciudadano español y otro brasileño han sido detenidos en sendos operativos antidroga en Bolivia , ha informado fuentes de la Fuerza de lucha contra el Narcotráfico. El español, de 35 años, ha sido arrestado en el aeropuerto de la ciudad de Santa Cruz, al este del país, cuando trataba de salir de la nación latinoamericana con 6,4 kilos de droga adherida a su cuerpo y a otras partes del equipaje. Actualmente se encuentra a la espera de ser juzgado el próximo lunes.

Yo también me he asustado pero no, no soy yo. ;o) En el titular pondría un mediterráneo, ya sabes, cada uno con su manía y éste con 6,4 kilos de cocaína (y dos cojones), si es que...

SUCRE, color sepia

Sucre es la capital de Bolivia. Aquí celebran el III Encuentro intercultural de Arte y Patrimonio. Esta ciudad fue declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad en 1991 por la UNESCO y, lo merece. Es, como ya decía hace un año, una ciudad calma.

Este año no me alojan en el Parador, sino en el hotel Plaza. Sin queja, claro. En la foto, mi habitación, la puerta cerrada.

El vuelo tranquilo, en un avión que me resulta más cómodo que el que me trajo desde Madrid, surca por el aire este país tan montañoso como llano, con grandes venas y poca sangre.

Este es el tercer año que se celebra el encuentro y en él derrochan fuerzas y ganas las tres entidades organizadoras: Alianza Francesa, Instituto Cultural Boliviano - Alemán y la Fundación Cultural de "Mutual La Plata". Cristophe, Delphin, Gerd y Eduardo, con habilidad y amabilidad, cuidan el desarrollo de este encuentro tanto como a quienes participamos en él. Volcarse en la diversidad cultural de esta tierra, estando las cosas como están es todo un reto, bajo mi punto de vista lógico y a la vez loable.

Asisto a una conferencia donde se habla de las ventajas de ser multicultural y las diferencias con ser intercultural. Las palabras de Gabriel Chávez me llevan a reflexionar durante toda la cena en la situación actual en España. ¿Se habrán puesto a pensar nuestros políticos en esos matices?

Después de la cena un deleite para mis oídos y alma poder disfrutar de una ópera en Guaraní : San Francisco Javier. Una obra que en la Catedral Metropolitana, trepa por las columnas hasta el alto techo para caer suavemente sobre el numeroso público que la disfrutábamos. Ya sabéis las personas asiduas al blog que me encanta que los espacios religiosos y militares se "okupen" con actividades culturales, incluso, como en este caso, siendo de corte religioso. La ópera, que hizo la noche más dulce, me recordó a Diana Varela. Un beso desde aquí abajo.

El encuentro finalizó ayer. Yo conté por la mañana, en la Alianza Francesa. Allí Delphine Navarret, su actual directora, se volcó en que no me faltara de nada y se asombró, junto a mí y todos los que allí estábamos del número de niños y niñas que llegaban a la convocatoria. Hicimos dos sesiones con más de 150 oyentes. El año pasado funcionó; éste es el resultado. Ya estuvimos elucubrando (en su 3ª acepción) cómo organizarlo para el año que viene. Ojalá vuelva.

Entre el público caras conocidas, del año pasado, claro. Entre ellas una en quien ya hacía rato pensaba: Neus. Más tarde postearé sobre ella, Jaime y su trabajo.

En la tarde había una mesa redonda sobre multiculturalidad, pero el silencio de esta habitación es acogedor e invita al recogimiento, que después de un rato de lectura, se transformó en sueño y me desperté justo para cenar ligero y asistir a la clausura del Encuentro.

Había tenido ocasión, al medio día, de compartir la comida con el director y los componentes de Dance Studio Jazz, un estudio de Danza cochabambino guiado por la buena mano de Walter Albarracín.

El arte, la sociedad, las tensiones sociales y el poco apoyo a la cultura por parte de los gobiernos fueron algunos de los muchos temas que tocamos mientras comíamos. También la preocupación por dos de sus compañeros que no habían podido acceder a Sucre pues los accesos se hayan cortados por los campesinos.

La conversación fue realmente interesante pero en ningún momento pude imaginar el grato "a.s.o.m.b.r.o" que provocó en mí y en el resto del muy numeroso público la puesta en escena del trabajo de estos bailarines profesionales. Una cuidada selección de piezas que anima a la gente poco iniciada a seguir acudiendo a espectáculos de danza, una delicada y estética puesta en escena, unos vestuarios que ubicaban y reforzaban a cada una de las piezas y un trabajo físico, elástico y rítmico totalmente coordinado y preparado para ser disfrutado desde el patio de butacas. El público respondió como merecía. Se fue calentando poco a poco y tras cada pieza, los aplausos se fueron acompañando de silbidos y aclamaciones hasta acabar en pie para felicitar al "equipo" artístico dirigido por uno de los maestros y coreógrafos más destacados de Bolivia. La tristeza, la nostalgia, el desamor, la unión familiar y social, la soledad, la compañía, la alegría de estar juntos, la fiesta... fueron las sensaciones que iban llegando a mi butaca a través de los pasos y la plasticidad de los bailarines y bailarinas.

Un cierre, sin duda, que ayudará a diseñar el IV encuentro. Dejo un enlace a un vídeo que he encontrado en Youtube, pero que para nada muestra la intensidad que estos chicos y chicas desprenden con su trabajo.

Desde algún millar de kilómetros a éste lado del océano se me encoje el alma con algunos hechos. El no oir hablar en los bares, el taxi, el micro, en la calle, del brutal accidente, me hace buscar en la red a cada poco, algún dato más.

Uno repasa mentalmente quién puede haber cogido ese avión; Gran Canaria es un destino cotidiano y formidable en la narración. Un trayecto que heos hecho muchos, y que hacemos anualmente Pep y Pablo.

Por otro lado saber de esos 22 niños y niñas. Parece que desde que uno tiene un hijo se hace más sensible a la vida en general y a la infancia en particular.

Poco hay que buscar para toparse de bruces con los datos y la crudeza.

Hoy me levanto y leo en uno de mis blogs asiduos (Mangas verdes) ésto que copio y pego porque para qué más. Asombrado e indignado a la par, corroboro que en todas las tragedias siempre hay alguien que aprovecha para mostrar su boca llena de la mierda que lleva dentro. En este caso, el turno es del COI.

Accidente de Barajas: la vergüenza se llama COI

por mmeida el 21 Agosto, 2008, en Canarias, Denuncias, Deportes

No salgo de mi asombro. Llevo todo el día esperando una rectificación del Comité Olímpico Internacional (COI) acerca de la prohibición de lucir crespones en memoria de las víctimas del accidente de ayer en Barajas, pero no, no llega… y creo que no llegará. He estado esperando alguna reacción del Gobierno español, del Comité Olímpico Español (COE), de los atletas o de alguien. Hasta ahora sólo había visto la de la propia ciudadanía española indignada, y ahora veo, al fin, la de nuestros deportistas.

Lo del COI va de mal en peor, y creo que ya va siendo hora de que las organizaciones internacionales de derechos humanos vayan tomando cartas en el asunto: permiten la celebración de unos Juegos Olímpicos en un país que desprecia sus principios; ejerce la peor de las censuras impidiendo a los deportistas narran sus experiencias y expresar sus imprensiones a través de blogs o prensa; y ahora atentan contra el dolor de todo un país impidiendo que sus deportistas manifiesten sus sentimientos con crespones negros.

Sencillamente, increíble. Y grave, muy grave. Una vergüenza.

Ando realizando un sub.blog si se puede llamar así. En estos días, en los que tiempo no me sobra, me he organizado para ir reconstruyendo la web, pero nada, aún no he tocado nada de la versión que flota en la red. Aunque sí que me he puesto a recopilar artículos de prensa digital, escrita, blogs y demás que, de alguna manera, me nombran. A veces uno se sorprende de lo que se cuenta por ahí. Siempre agradecido.

Si sabéis de algún lugar que no esté reseñado... por favor.

"Rumorean de Félix Albo"

LA PAZ, Bolivia

Sí. Estoy en esta bella tierra de nuevo.


Andaba callado en el blog, con alguna entrada en el borrador a medio hacer, pero ahí se quedarán. buscar tiempo para hablar del pasado es perder tiempo para hacerlo del presente. Esto pasa en el blog y en la vida. No he hablado de lugares y hechos especiales en este último cuatrimestre, pero cuando me amontono me amontono. No me gusta hacer las cosas a medias.
La Paz me parece este año más ruidosa que el año pasado, quizá tenga que ver con que el hotel de éste está más céntrico. Desde mi ventana veo una calle por donde pasan todos los minibuses cargados de personas a todas horas, minis donde una voz va anunciando la ruta que lleva. Los minis paran en cualquier lugar donde alguien les haga una seña desde dentro o desde fuera del vehículo. Y les da igual que sean las 11 de la mañana o las tres de la madrugada, el concierto asonante de voces rítmicamente descompasadas ambienta esta calle como el mar da sentido a las noches en la orilla.

Un minuto mirando por la ventana te da una idea , metafóricamente, de cómo se encuentra (creo) el país en este momento: todo el mundo pretende avanzar, tiene derecho a ello y lo reclama, peor a ritmos distintos, con recursos no puestos en común, con recelos e inseguridades y mucha, mucha improvisación. Lo que esquiva un mini en el segundo 26 es un policía que está ahí desde el principio. Sí, lo que en mi tierra se llama un guardia urbano.

video

El vuelo fue casi tan tortuoso como el del año pasado: cola en Barajas, una noche en un macrohotel de Madrid, un avión incómodo y rotura de maleta. Por suerte, antes de facturar y llegando de inaugurar el Festival de Cuéllar en Segovia de la mano del ya gran amigo Ignacio Sanz, tuve ocasión de despertar a Dani de Borrón y Virginia para que se incorporaran a una vida que iba demasiado rápida para ellos. Y a partir de ahí, lo del principio, cola, hotel, viaje... por lo menos me dió la ocasión de conocer a gente, igual que el viaje anterior (a ver si no pierdo los mailes esta vez), una pareja de canariosm Carmen y Marcos, y tres bolivian*s, los de la foto: Javier, Maydi y Alejandra, con quien el viaje se hizo menos largo.

He regresado a esta ciudad a contar en la Feria del Libro. Y así lo he hecho: público familiar y adulto han escuchado con interés las historias que este año traía.

La Feria del libro, así como el año pasado se dedicó a Chile, éste la dedican a Bolivia y así, se llenan los estands de más literatura boliviana, de más autores y autoras de esta tierra, que serían más con más impulso, con más ayuda, prometida por el vicepresidente de la república en el acto de inauguración.

Mi percepción es que este año hay menos visitantes, a pesar de los autobuses gratuitos, a pesar de los 5 bs de coste de la entrada (0,50 € que para mucha gente aquí, es dinero).

Aún así, a los cuentos viene un montón de público: personas a quienes el año pasado les encantó, personas que el año pasado escucharon hablar de ello, personas que lo han descubierto este año y vuelven a escuchar. Todo un lujo encontrarse con oídos ansiosos, caras llenas de sonrisas o menos, depende del cuento. Este año gustó, por ejemplo, El árbol generoso, de Shel Silverstein, o Fuego, mi última pulga en 99 pulgas para adultos, y El león que no sabía escribir, de Martin Baltscheit o Boca cerrada de Gigi Bigot y Pépito Matéo para el familiar.

Por supuesto que el público se acordaba de los ronquidos de mi abuela y tuvimos que despertarla de nuevo. Una abuela que cada vez duerme más y le doy menos oportunidades de que la despierten.

Un placer volverme a encontrar con Ana Patricia, Ximena y Marian de la Cámara del Libro, que no paran de acá para allá cerciorándose de que todo va bien. Y sí, va bien. Con su premura, su habilidad y su agilidad, poco se les escapa. Un placer, insisto. Y con Glenda y Tatiana encargadas de los medios y la prensa y la tele y la radio... y la Sra. Juana, la voz de la feria, y el Sr. Juan Calcina, que es como Charlie el de los Ángeles, que nunca le he visto pero se le nombra mucho. Y también con las chicas del estand. Este año, Mayte estaba preparada para contraatacarme con mi humor. Y lo consiguió. Vaya que sí.

En la embajada, a parte del personal de logística que me lleva y me trae al aeropuerto, no me reencuentro con nadie pero conozco a Raúl, a Gabriel y Gloria, a Andrea y a Bibiana. Todos ellos en prácticas, con distintas disciplinas, pero que andan tratando de habituarse a esta altura y a estos quehaceres diarios que con nueva Cónsul, nuevo embajador y nuevo encargado cultural, pronto serán más sencillos. Sin duda también al pasar agosto, mes en el que todo se vuelve más informal. Un gusto trabajar de nuevo para la AECID llevando con mis cuentos la cultura "mediterránea" hasta estos lares.

La Paz tenía una sorpresa para mí: reencontrarme conCesáreo. Un gallego especial (qué tendrá esa tierra) con quien he compartido cenas, cuestas y cuentos en estos días en los que las palabras nos llevaban despacio y sin norte pero con un rumbo fijo: la vida. Toda una alegría en este viaje poder compartir ratos con él.

Gloria me llevó y acompañó en el sábado a Alalay, una aldea cercana a La Paz donde viven niños y niñas que proceden de la calle o de familias muy desestructuradas y que han encontrado en esta ONG evangelista un lugar donde crecer y desarrollarse con mayor seguridad. Allí tratamos de hacer tres grupos para escuchar cuentos, pero el primero se quedó y se sumó al segundo y junto con éste, al tercero. Contar en lugares donde sabes que hace falta contar, es un regalo. Éste día lo fue así que gracias a Alalay, por el día y el trabajo, a la AECID por la oportunidad y a Gloria por el acompañamiento y la organización.

Una de las razones de mi estancia aquí, en esta impresionante y ruidosa (este año) ciudad, es la formación. Este año, el curso lo he disfrutado en la Universidad San Francisco de Asís con alumnos y alumnas de 4º y 6º de Ciencias de la Educación y tres geniales profesoras.

Durante cerca de catorce intensas y divertidas horas y junto a treinta y dos personas ávidas de aprender, hemos compartido un viaje a través de las herramientas utilizadas para contar cuentos, la necesidad de contar, de escuchar, de creer, de leer. Catorce horas no son muchas para compartir la pasión y la intensidad de esta profesión pero hemos hecho lo que hemos podido. Catorce horas mirando, leyendo, escuchando, gritando, susurrando, manoteando, corriendo, terremoteando, riendo, algún ratito llorando, tomando sandwich, fotos, té...

El último día tuvieron a bien regalarme im ,ontçon de besos, otros tantos abrazos, una placa, un bolso, unos cedés, una muestra de música autóctona, una historia de cómo la Pachamama afina los instrumentos tradicionales, un baile hindú y un dibujo. Todo un broche para un curso que, por cualquier lado, ha sido un placer.

Desde el aire, La Paz no calma la inquietud. Rumbo a Sucre uno deja volar sus pensamientos y nostalgias acompañado por un paisaje blanco que de pequeño identificaba con el cielo de los cristianos. Por suerte, éste, es de todos.

YAYERÍAS, El libro

Aquí está: YAYERÍAS

Vaya meses. Se me ha juntado todo, desde el disco duro del portátil que hizo ¡puf!, a un "no parar" de trabajar, o por lo menos de hacer kilómetros (20.000 en abril con mi coche nuevo) y no poder sentarme tranquilamente delante del portátil ya arreglado para contaros.

Pero mira, me alegra comprobar que, de repente, tengo tiempo y algo que contaros. Ya ha salido el libro que llevaba tratando de escribir un año y pico largo. Engañando al editor, engañándome a mí mismo, leyendo, releyendo y corrigiendo y reestructurando hasta conseguir plasmar con letras once historias.

Once historias.

Historias como El pueblo de los mellados, La casa del mal aliento, José, Con los pies en remojo, Que no vuelva, El secreto... Así hasta once.

Once historias nacidas para ser escuchadas y que ha llevado su tiempo y su esfuerzo traducir, pasar a un formato pseudoliterario para poder ser leídas sin estorbos, sin estructuras orales que chirrían a los ojos, sin guiños con mi cuerpo, sin improvisaciones y adaptaciones al momento y al lugar en el que son escuchadas: un móvil que suena, un vaso que cae, una puerta que se abre, alguien que tose...

Frente a esa frescura aparece la tranquilidad. La tranquilidad de leer plácidamente, tumbado o sentado, o de pie; leer y releer, y buscar entre las palabras, en las sombras de los renglones, al final de las frases. Poder disfrutar al ritmo que queramos de estas once historias que poseen algo en común: su voz. Su voz es siempre mayor. La persona protagonista, o la que cuenta la historia son siempre mayores.

El texto de la contraportada pone:

El momento más íntimo de todo viaje es el trayecto de regreso. En él, se van seleccionando con mimo los momentos más especiales: nombres, palabras, aquella calle, una noche de viento, aquella carrera en la lluvia, unos pies descalzos, una mano entrelazada a la tuya; quizá una risa, quizá mil lágrimas, una nube, una luna, una nota en un espejo, una canción que mal sabría perderla... Detalles e instantes de esa vida que nunca volverá a ser aunque pudiéramos regresar.

Yayo y yaya es como llaman en el Levante a los abuelos y abuelas. Yayerías son las historias de sus miradas, las miradas del abuelo y abuela de antes, los del regazo, los del olor a bizcocho, los sin prisa para medir el tiempo. Esa mirada de a quien el viaje se le acaba y quiere que su canción no se olvide.

De la mano del humor, el amor y la vida, con todo lo que ella trae, Yayerías nos sumerge en el lado más humano y cercano de la nostalgia.

Félix Albo nació en el Mediterráneo. Quizá por ello sus historias posean esa mezcla mágica de ironía, fiesta, sarcasmo, diversión, amor y ternura. Escuchar sus historias es confirmar que la vida es bella y que no hay que perder la mirada de niño tan traviesa como inocente.
Leer entre sus palabras, dejarse llevar más allá de sus líneas, es descubrir esa defensa a ultranza del disfrute de la vida.


Pues eso. Aquí os dejo la portada y las ganas. Abrazos a capazos camino de Madrid y de allí a Guadalajara.

Más abrazos.

Si no lo encontráis en la librería o biblioteca, podéis preguntar en la editorial o a mí mismo.

Y qué primavera más húmeda y que verano más florido.

Acá voy con dónde podemos escucharnos en lo que queda de mes. Por cierto, dos festivales, dos, la mar de interesantes: Guadalajara y Úbeda; y un libro: Yayerías, donde podéis encontrar historias mías como Los mellados, o La casa del mal aliento, o Lavanda, o Con los pies en remojo, o El secreto... Historias que si estáis en esta lista, seguro que habéis escuchado. Ahora las podéis leer. Ya está a la venta. Si no lo encontrarais, escribid a la editorial. Os cuento:

hoy mi 11 MADRID, Madrid
22.30 YAYERÍAS, en El Grito, c/ Isabelita Usera 73, Metro Usera.

ju 12 GUADALAJARA, Guadalajara
19.00 PRESENTACIÓN DEL LIBRO YAYERÍAS, en la Librería LUA c/ Virgen de la Soledad 14

ju 12 MADRID, Madrid
22.30 YAYERÍAS, en La Antorcha, Avda. Juán Andrés, 15. Metro Antonio Machado.

vi 13 . do 15 GUADALAJARA, Guadalajara. MARATÓN DE CUENTOS
Desde las 17 h. del viernes, habrá cuentos sin parar hasta el domingo a las 15.00 h.
Andaré contando, a parte de cuentos esporádicos, en los cuentos encadenados, en la madrugada del viernes al sábado (sobre las 5 h.) y en los mínimos en la del sábado al domingo (sobre las 5 h. también). Lo mejor es escuchar las distintas historias en distintas voces. Si podéis no os lo perdáis. Paralelamente, chimenea de los cuentos, festival de narradoræs de África y un montón de actividades más. Aquí la programación.

mi 25 - sá 28 ÚBEDA. Jaén. X Festival "En Úbeda se cuenta"
mi 25 21.00 h. Pub La Beltraneja. Chinchilla y Carrere deleitarán con sus historias inaugurando el festival.
ju 26 21.00 h. Cuentos simultáneos en Museo de Cerámica Paco Tito; Museo Arqueológico Municipal y Archivo histórico Municipal. Yo contaré en uno de los espacios.
vi 27 21.00 h. Sesión colectiva en el Palacio Medinilla
sá 28 12.00 h. Sesión infantil colectiva
21.00 h. Sesión colectiva recorriendo las plazas de tan bella localidad.

Y hasta aquí junio. En la primera semana de julio impartiré unas charlas sobre cuentos en Silla, y el primer viernes de mes habrá un festival en esta localidad valenciana. Después queda Jaca y Cuéllar, y Tíjola, y El Espinar y Colombia si todo va bien. Pero eso ya es en verano. De aquí a allá ya os escribo. Por cierto la luna llena, el 18, miércoles. No os la perdáis que es la última de la primavera.

Y poco más. Disfrutad mucho. Mucho, que la primavera y de la vida.

Abrazos a capazos,

Félix Albo

público adulto y juvenil

YAYERÍAS Un secreto de familia, el silencioso ruido de un cementerio de noche, el recuerdo de un tío abuelo que no conocí, el tacto suave de un amor oculto, la sombra de un algarrobo, la otra orilla, las gotas con forma de lágrimas de una palancana, el reflejo de unos zapatos nuevos, la voz ronca de un enterrador, un grillo, un búho y el ladrido lastimero de un perro lejano. Éstos son algunos de los elementos que dan sentido al aire que se respira en la sesión Yayerías. Historias que un día conocí de la boca de mi abuelo.

Si quieres recibir esta programación en tu correo, solo manda uno comunicándolo a felix.albo@gmail.com

Desde Las Palmas de Gran Canaria y gozando de una luna que poco a poco mengua de una plenitud bárbara, os escribo para comunicar dónde trabajaré las siguientes semanas:
do 25 ELCHE, Alicante
20.30 YAYERÍAS, en Dignity, c/ Puente Ortices, 15
lu 26 VIATOR, Almería
18.00 CUENTOS DE MALETA, en la Biblioteca Pública Municipal
ma 27 OLULA DEL RÍO, Almería
12.30 CUENTOS DE MALETA, en la Biblioteca Pública Municipal
mi 28 FIÑANA, Almería
10.00 CUENTOS DE MALETA, en la Biblioteca Pública Municipal
ju 29 PULPÍ, Almería
11.00 CUENTOS DE MALETA, en la Biblioteca Pública Municipal
vi 30 POLÁN, Toledo
16.00 CUENTOS DE MALETA, en la Biblioteca Pública Municipal
vi 30 TOLEDO, Toledo
18.00 CUENTOS DE MANTEL, en la Biblioteca Pública del Estado, c/cuesta San Carlos, s/n
19.30 YAYERÍAS, en la Biblioteca Pública del Estado, c/cuesta San Carlos, s/n
sa 31 LA LAGUNA, Tenerife
18.00 NOCHE DE LOS CUENTOS XVIª Ed., en Exconvento de Santo Domingo (junto a correos)
do 1 de junio, YECLA, Murcia
20.30 NUDO, en Café Actual, calle Real.
Y hasta aquí el mes de mayo. Decir que el fin de semana del 13 de junio se celebrará el Maratón de Guadalajara y el del 27 es el Festival "En Úbeda se cuenta" que es en Úbeda, Jaén.
Y poco más. Disfrutad mucho. Mucho, que la primavera ya casi se acaba.
Abrazos a capazos,
Félix Albo

público adulto y juvenil
NUDO es la recopilación de algunas de las mejores historias contadas para adultos de Félix Albo, un mediterráneo que lleva más de diez años recorriendo los pueblos de aquí y de allá. Cuenta mirando a los ojos de quienes le escuchan, no lo sabe hacer de otra manera. A pesar de su barba, es buena persona y, con tan sólo la palabra, en esta sesión lleva al público acariciando un sin fin de emociones, de la mano siempre, de la mejor de las sonrisas.
YAYERÍAS Un secreto de familia, el silencioso ruido de un cementerio de noche, el recuerdo de un tío abuelo que no conocí, el tacto suave de un amor oculto, la sombra de un algarrobo, la otra orilla, las gotas con forma de lágrimas de una palancana, el reflejo de unos zapatos nuevos, la voz ronca de un enterrador, un grillo, un búho y el ladrido lastimero de un perro lejano. Éstos son algunos de los elementos que dan sentido al aire que se respira en la sesión Yayerías. Historias que un día conocí de la boca de mi abuelo.

público infantil y familiar
CUENTOS DE MALETA La sesión empieza justo cuando se abre la maleta. En ella, un montón de libros tienen un montón de ganas de ver al público, pero sólo algunas historias serán las elegidas. Primero una y después otra, y hasta que no acabe la segunda no empieza la tercera. Y así hasta el final, hasta que la sesión acabe que coincide justo justo en el momento en el que la maleta... se cierra.
CUENTOS DE MANTEL Cuentos para comer, para merendar, para soñar con la barriga llena, o vacía, cuentos para llenar, mentes y panzas. Cuentos que dejan buen sabor en las bocas frescas.
Si quieres recibir esta programación en tu correo, sólo manda uno comunicándolo a félix.albo@gmail.com

ABRIL MES DEL BARRIL

ABRIL, aguas mil, aunque sea con barcos


En este mes loco loco, lleno de homenajes y celebraciones entorno al objeto del libro, a uno le revolotea por dentro un nosesabemuybienqué que no le deja tranquilo. Estreno coche, estreno flores y estreno sesión (en Cuenca). Marzo fue intenso y ya pasó en Calahorra, Xixona, Xávea, Salamanca, Zamora, Almería, Bullas... Bienvenidas las nuevas personicas.

En abril nos podemos ver y escuchar en:

vi 4 ELDA. Alicante.
a las 23.00, YAYERÍAS en CAFÉ SABANA, Pza. Zapatero

vi 11 LAS ROZAS. Madrid.
a las 18.00, CUENTOS DE MALETA en CENTRO DE LAS ARTES LEÓN TOLSTOY, c/Octavio Paz, s/n

vi 11 PINTO. Madrid.
a las 22.00, NUDO, en el TEATRO MUNICIPAL "FRANCISCO RABAL"

lu 14 MÓSTOLES. Madrid.
a las 17.30, CUENTOS DE MALETA, en BPM CALEIDOSCOPIO, c/ Carlos V, 3

ma 15 MÓSTOLES. Madrid.
a las 17.30, CUENTOS DE MALETA, en BPM JOAN MIRÓ, c/París, 5

mi 16 MÓSTOLES. Madrid.
a las 17.30, CUENTOS DE MALETA, en BPM CENTRAL, c/ Canarias, 10

ju 17 MÓSTOLES. Madrid.
a las 17.30, CUENTOS DE MALETA, en BPM EL SOTO, Avda. Los Deportes, 15

ju 17 ALCALÁ DE HENARES. Madrid.
a las 21.30, YAYERÍAS, en ANTIGUO HOSPITAL STA. Mª LA RICA, c/Sta. María la Rica, 3

sa 19 BARCELONA. Barcelona.
a las 21.00, YAYERÍAS, en HARLEM JAZZ CLUB, c/Comptessa de Sobradiel, 8

ma 22 TRILLO. Guadalajara.
a las 12.30, CUENTOS DE MALETA, en CASA DE CULTURA
a las 17.30, CUENTOS DE VOZ MAYOR, en CENTRO DE TERCERA EDAD
a las 19.30, NUDO, en CASA DE CULTURA

mi 23 CABEZO DE TORRES. Murcia.
mi 23 MURCIA. Murcia.
ju 24 LA ALBERCA. Murcia.
vi 25 ZARAGOZA. Zaragoza.
sa 26 CUENCA. Cuenca.
do 27 YECLA. Murcia.
lu 28 CIFUENTES. Guadalajara.
lu 28 BONETE. Albacete.

Y poco más. Espero que disfrutéis muy mucho de esta primavera y que nos dejen disfrutar de la vida.

Abrazos a capazos.

Félix Albo

POSTAL desde la noche

El atardecer de la foto ha dejado paso a una noche preciosa.


Hoy no tuve un día especialmente bonito. Nada bonito.

Pero no me impide admitir que esta noche envolvente es bella, agradable, intensa y silenciosa...

Tanto, que si me paro, puedo escuchar el potum potum de mi corazón.

Por eso te la regalo. Me pillas así, espléndido. Te regalo la noche con todo lo que ello significa.

Te cuelgo un beso de cada estrella, me va a llevar rato pero esta noche no tengo reloj así que tengo todo el tiempo del mundo.

Para ti, ésta, toda y las que vengan así de bonitas.

Feliz noche.

Feliz vida.

Y se acaba febrero. Y nos quedan dos días de este mes con eclipse, frío, sol y luna llena y de todo. Y empieza marzo, mes del esparzo, así que, ale, a esparcirse. Os cuento lo que hago esta semana y la que viene. Y cuando empiece el mes del brote ya os digo, que andaré por las provincias de Guadalajara, Alicante, Salamanca, Zamora y Almería.

Viernes, 29 de febrero. SAN VICENTE DEL RASPEIG, Alicante. Biblioteca Pública Municipal.
19.00 h. Nu2. Sesión para público adulto. La casa del mal aliento será una de las historias de la tarde.

Martes, 4 de marzo. JIJONA, Alicante. Biblioteca Pública Municipal.
Desde las 9.00 sesiones concertadas con los centros de enseñanza.
20.00 h. Yayerías, Sesión para público adulto.

sáb 15 de marzo CAMPILLO DE RANAS. Guadalajara.
dom 23 de marzo JAVEA. Alicante.
mar 25 de marzo SALAMANCA, Salamanca
mie 26 de marzo SALAMANCA, Salamanca
jue 27 de marzo ZAMORA, Zamora
sáb 29 mar, ALMERÍA, Almería. Biblioteca del Estado Villaespesa

En abril andaré por las provincias de Albacete, Alicante, Almería, Barcelona, Cuenca, Guadalajara, Madrid, Murcia y Zaragoza. ¿Nos veremos? Ya nos decimos.

¡¡Salud e ilusión!!

ABRAZOS A CAPAZOS

P.D.:
público adulto y juvenil

NU2 Historias deshilachadas, oídas por los rincones de alguna calle o en el banco de un parque o en el asiento 03D de cualquier tren Alguna de ellas seguro que te acompaña, luego, hasta casa y quién sabe hasta cuando la andarás rumiando. Historias que te pudieron pasar a ti, o quizá te hayan pasado. Anda, apaga el móvil y abandónate.

YAYERÍAS Un secreto de familia, el silencioso ruido de un cementerio de noche, el recuerdo de un tío abuelo que no conocí, el tacto suave de un amor oculto, la sombra de un algarrobo, la otra orilla, las gotas con forma de lágrimas de una palancana, el reflejo de unos zapatos nuevos, la voz ronca de un enterrador, un grillo, un búho y el ladrido lastimero de un perro lejano. Éstos son algunos de los elementos que dan sentido al aire que se respira en la sesión Yayerías. Historias que un día conocí de la boca de mi abuelo.

Leo en prensa

En público, vamos

ENTREVISTA A EDUARD ESTIVILL, PEDIATRA Y NEUROFISIÓLOGO

Estivill: "Hay que volver a contar cuentos a los niños para dormir"

Leo el titular y digo que así no vamos, que los cuentos se cuentan ANTES de dormir, pero no para. Con la cantidad de "paras" que encontramos en los cuentos, queda muy triste limitarse sólo a ése "para". Pero luego lees el artículo y, claro, aguantas el carro porque dice:

Entonces, ¿qué actividad debe realizar en ese momento? Lo que recomiendo es algo que nuestros padres y abuelos hacían muy bien: contar un cuento al niño antes de dormir. Un cuento es una actividad relajante y, al mismo tiempo, una acto de comunicación; el niño te mira y te escucha. Una consola es buena en cuanto a la actividad que supone, pero es totalmente incomunicativa. Además, si a un niño le acostumbras a escuchar un cuento cada noche, seguro que será un lector cuando sea adulto. Tenemos que volver a contar cuentos a los niños.


Eso, eso. C O M U N I C A R. Dar que hablar, plantear conflictos, hablar de miedos, de valores, pensar, emocionarse, reír, asustarse, enamorar, descubrir, elucubrar, imaginar... vivir. Contar nos hace vivir y esforzarnos por entender el mundo en el que vivimos. Difiero mucho en que una persona que escucha cuentos sea "automáticamente" un lector de adulto. Creo que no tiene por qué, aunque sí que es cierto que la persona que escuchó cuentos tiene más facilidades para poder disfrutar plenamente de la lectura.

Contemos, escuchemos, gocemos.

Madre qué atropello de mes. Se me pasó avisar del comienzo del Festival y en Elche sólo queda hoy y mañana. Suerte hay en que el festival continúa por Tolosa, Alicante, Castellón, Novelda, Valladolid y Burgos, y aquí tenéis toda su programación.

A Michele no puedo verla hoy, la veré el domingo, que cuenta en la ludoteca de Elche después de que Nicolás lo haga en el Gran Teatro. Aquí os pego un artículo de La Verdad.

CULTURA
El Festival Internacional de la Oralidad se despide de Elche
16.02.08 - G. O. / S. C.

El Festival Internacional de la Oralidad ofrece hoy y mañana las últimas jornadas en Elche. Esta noche, las 21 horas, actuarán en el Gran Teatro Michèle Nguyen (Vietnam-Bélgica) con Amadouce/Amidulce, en castellano, y Bertrand N'Zoutani (Congo-Francia), con Cantos y cuentos del Africa negra , en kikongo y francés, con traducción.

Michèle Nguyen nació en Argelia, hija de padre vietnamita y madre belga, y creció y vive en Bélgica, y se ha formado en la Escuela Internacional del Teatro Laassad, habiendo encontrado su lugar en el mundo de los cuentos, apoyándose en la formación recibida, así como con una voz envolvente y gestos finamente medidos.

Bertrand N'Zoutani, nació en el sur de la República del Congo, procedente de una sociedad formada por casta y tradiciones orales y musicales milenarias, que aprende y transmite desde la más temprana edad. Más tarde se incorporó al Théâtre National du Congo, convirtiéndose en fabulador, poeta, comediante, músico y danzarín, recorriendo los más importantes festivales de oralidad del mundo, y especialmente los de Venezuela, Colombia, Cuba, México y el que nos ocupa, donde ya tiene un público adicto.

Despedida

Mañana domingo, el Gran Teatro acogerá a partir de las siete de la tarde el espectáculo Los cuentos del espíritu, del colombiano Nicolás Buenaventura acompañado por Sandra Sánchez al violonchelo.

El espectáculo está inspirado en la tradición y cuentos de la India que existían en una lengua oscura y que estaban destinados a la educación de los príncipes. Cada cuento planteaba un enigma al final que servía como iniciación al mundo y la vida, y el autor se inspiró en seis de esos cuentos.

«En Colombia vivimos un exceso de tolerancia, lo que me llevó a preocuparme por la relación con el otro, hasta que punto somos capaces de reconocer en el otro a alguien tan humano y completo como nos consideramos nosotros», explica Buenaventura.

Cada espectáculo aborda una problemática concreta y «los cuentos son mi manera de afrontarlos. En este montaje todo gira en torno al amor y la relación con el otro». El colombiano alabó las «excelentes condiciones del Gran Teatro de Elche para contar cuentos». Reivindicó que «la primera tradición teatral, los cuentos, vuelvan a los teatros».


Quien pueda que los disfrute.



Ya hemos pasado la segunda semana del curso. Nos liamos menos con los nombres, pero aún, por lo menos yo. Por la mañana el de madres y padre. Por las tardes, con el CEFIRE, con maestras y maestros. La dinámica es prácticamente la misma, pero con matices. No es lo mismo buscar el rincón, el momento en casa donde se cuenta de tú a tú, que hacerlo en el aula, con un horario y currículo al que atenerse y donde se cuenta ante 24 pares de ojos más.

En ambos cursos ya elegimos los cuentos que estamos a trabajando y ahora andamos buscando cómo contarlo. Las manos, la voz, los ojos, las palabras...

Escuchar las historias que conoces (incluso alguna que cuentas), desde otra mirada, desde otra voz, te da una perspectiva distinta que complementa siempre a la tuya y es tan sorprendente que uno tiene cierta expectación hacia algunos cuentos en particular o personas en especial para mirar qué se ve a través de su enfoque. Al fin y al cabo todos esos detalles, matizan y ensanchan el universo particular de cada historia.

Estamos calentando el horno y amasando. En breve nos vamos a dar un atracón de deliciosos cuentos. Ya os iré contando.


Cañete queda está camino de Teruel, desde Cuenca. Es sábado nueve de febrero y el viaje es precioso. El coche va lleno de palabras llenas y por fuera, el paisaje se abre y se cierra sorprendente como el curso del río con el que la carretera juega.

Al llegar a Cañete ya es de noche. Lástima. Tiene una pinta muy muy buena. Habrá que volver. La sala donde se cuenta es una sala polivalente... fría, pero entre la treintena de personas que éramos, y las palabras, calentar calentar, no la llegamos a calentar, pero nos olvidamos del frío.

La primera vez que se contaban cuentos para adultos en Cañete, por ser especial, trajeron a un público ideal, de los que te deja contar, de los que al principio siguen la histoira de lejos, pero enseguida se acercan y se meten, y allá van. Y allá fuimos, con casi Nudo.

Y luego a Cuenca, contentos. Es tan bonita la noche en Cuenca.

Venir a Las Rozas es llegar sonriendo. Aquí están Alicia y Carmen, sus bibliotecarias y el encuentro nos da siempre mucha alegría. En Las Rozas además, está el hotel donde me suelo hospedar cuando ando por Madrid, cómodo, accesible, con gente maja y no excesivamente caro. Y, no podría no hablar del equipo de la biblioteca, todo el día para arriba, para abajo, con carrito o sin él, con libros y tejuelos en las manos, deprisa, deprisa y sonriendo.

A las 18.00 tengo la sesión infantil.

Un lujo. Había mucha, mucha gente. Me la encontré de sopetón: ojos, risas y ganas, muchas ganas. A las madres, padres y personas aledañas adultas les gustó. A la gente menuda también. Y a mí, y a Carmen, y a Ruth... El gató tragón se comió panzón hasta a la vieja revieja y su caldera, al gnomo saltarín de gorro rojo, a todas y cada una de las siete hermanas, al hombre y su burro negro... hasta el cura con su sotana negra.

¡Guau!, vaya gato.


A las 20.30 cuento para adultos. Mi segunda vez en esta biblioteca. Entre una sesión y otra colacao calentito con Rafael y Rosa que viven en las Rozas y un narrador madrileño, anfitriones ellos del encuentro de narradores del año que viene. Este año se hizo en Hondarribia, que estuvo genial según cuentan, que yo no pude ir.


La sesión Nu2 se acomodó sin esfuerzo entre la treintena de personas que escucharon. La casa del mal aliento nos dejó algo encogidos y contamos algún que otro corto para despedirnos con cariño y marchar sonriendo.


MUROS

El Gobierno de Israel decide levantar una barrera de separación con el Sinaí

Una valla de 240 kilómetros de longitud separará los dos países

Así, antes de acostarme, me gusta leer un par de periódicos en internet. Hoy empiezo por Público y a pocas noticias se me quitan las ganas de seguir con éste, y con ningún periódico más.

Me encuentro un montón de muros. Se están haciendo muros por todos los lados. Muros lejos, muros cerca, muros aquí mismo. Se hacen nuevos, y los que hay se levantan aún más.

Los muros separan, dividen, dan sombra donde no tiene por qué haber. Nos estamos separando, nos están dividendo. Hay que buscar picos, palas, y ganas para empezar a derribar muros. Muros lejos, muros cerca, muros aquí mismo. Hay que empezar a tirar muros.

¿Qué se nos ocurre?


"No era un ser humano. No podía serlo. Era cuatro veces más alto que cualquier hombre. Era tan grandote que su cabeza quedaba a más altura que las ventanas de los útlimos pisos de las casas. Sofía abrió la boca para gritar; pero no le salió ningún sonido. El susto le atenzaba la garganta y el cuerpo entero.

No cabía duda, era la hora mágica.
"

Ayer por la noche, a última hora, comencé la lectura de "El Gran Gigante Bonachón". Me gustó desde el primer párrafo. Lo cogí con mucha ilusión porque he oído hablar muy bien de él, pero no habíamos coincidido hasta este momento.

Me quedé dormido al poco. Estaba realmente cansado y me dormí leyendo párrafos intensos como el que precede este comentario. Y, claro, quizá por ello, he tenido unos sueños bonitos.

Ya iré contando.

Ayer comencé dos cursos en la Biblioteca de San Vicente, una biblioteca que como ya comenté, me encanta.

El lunes es un día bonito. A las nueve y pico llego para colocar los libros: 108 álbumes ilustrados y media docena de libros de teoría, otras tantas recopilaciones de cuentos y algún libro suelto. Me parece imprescindible que los libros estén el primer día del curso. Y ahí estaban, esperando.

Veintiuna personas llegaron con muchas ganas al curso. Apenas nos presentamos y los libros ya ocuparon el primer lugar en todo lo que hicimos. A partir de ahí autoræs, ilustradoræs, editoriales, tamaños, series de personajes, técnicas de ilustración, temática, precios... Pinceladas referentes a cómo contarlos, pero éste fue su día.

Por la tarde dieciocho. Todas profesionales de la educación: infantil, primaria y una de secundaria. La misma dinámica, cambia un poco el enfoque. Un poco sobre todo en éste primer día, el día de los libros.

El acercamiento al libro es primordial. Las personas que contamos deberíamos conocer tantos libros como pudiéramos. Leer hace crecer este oficio de palabras. Amplia paisajes, personajes, vocabulario, miradas, voces, historias, horizontes, emociones, detalles. Amplia, define, estira, desarrolla, refuerza, cambia. La lectura siempre te lleva a más.

Por eso es de agradecer encontrar espacios como el de esta biblioteca. Tripulados por equipos como el de Pepa. Porque están haciendo más fácil acercarnos a los libros. En este trimestre, en la sala infantil hay toda una exposición de literatura infantil y juvenil sobre las EMOCIONES. Una selección de buenos títulos te llaman desde que entras para que te acerques a mirarlos y, por suerte, picas, y vas de un a otro. Uno por el título, otro por la portada, otro por la persona que lo escribió, otro por...

Mañana sigo. Todos los lunes y miércoles de febrero andaré por la biblioteca dándole vueltas a esto de contar. Ya iré contando, pero si os podéis pasar cualquier día a ver la exposición de EMOCIONES en la Biblioteca...

Leo en El País

El Gobierno torpedea un anuncio de Amnistía

La ONG denuncia "censura" por el veto a la emisión gratuita de un 'spot' sobre derechos humanos


Y me digo, vaya. Aquí está el anuncio y mi sorpresa, claro, aunque me faltan caras en el vídeo.


video

Hoy me voy de museo. En Elda, cerquita de casa, está el Museo del calzado. Con un jardín de piedras de trabajo antiguo y un olivo justo delante, este museo, ubicado en un edificio yo diría que algo extraño, sorprende desde la propia entrada. Dos plantas, cuatro salas y la posibilidad de ver el museo etnográfico yaqueestamosaquí (donde hay una cadena de madera de 6 metros de larga cuyos eslabones han sido tallados ya engarzados, es decir fue tallada de una sola pieza. Seis metros. Brutal.

En el museo se puede apreciar la evolución de las herramientas, en un principio, y en cuanto a maquinaria desde el s. XIX hasta mediados del pasado. Hay una biblioteca con libros de pedidos, contables, catálogos, pósters de ferias internacionales de calzado donde estaba representada Elda, dibujos, fotografías...
En la primera planta hay un zapato gigante. El zapato más grande del mundo. Allí está. Pero sólo hay uno. El gigante tiene que estar tratando con San Cucufato. Además es el izquierdo.

Las dos salas que quedan son las dos que más me gustaron. En una de ellas uno puede ver la ¿evolución? de la humanidad a través del calzado. Luego hay distintas colecciones de distintos tipos de zapato, zapatos que han donado personajes famosos y unas vitrinas con zapatos adaptados para pies con problemas, y los premios de un concurso de diseño de calzado.

El museo me lo enseñaron Juan Vera, bibliotecario y, entre quienes conozco, una de las personas que más sabe de álbumes ilustrados y literatura infantil (además fue zapatero antes que fraile) y Juan Carlos Martínez, Director del museo. Con dos capitanes así, a mí sólo me quedaba mirar, escuchar y, de vez en cuando preguntar. Fue una visita la mar de interesante y curiosa. Merece la pena.

Hoy comí con Juan, siempre que tenemos ocasión, ñam. También con Reme, otra bibliotecaria amante de la literatura infantil. Risas, arroz y algún libro, no sobre la mesa, que se manchan, pero sí de boca en boca.

El museo no sólo hay que verlo por que merece la pena. También hay que ir a verlo porque es un museo que se mueve. Y a los museos que se mueven, igual que a las bibliotecas que se mueven hay que ir. Para que no dejen de moverse. Hay que ir y bailar si es preciso, porque moverse en un mar cultural de la tranquilidad es querer moverse mucho. Como éste. Tiene exposiciones continuamente (ahora una de fotografías de una gran nevada que hubo en... ¿los años 20?, y otra de zapatos y complementos, que se llama Mirame), el viernes pasado recogió un premio literario Fernando Marías, y acabaron tomando un vinito a ritmo de una banda de Jazz, y hoy esto: Entrega de premios de Calzacuenta y Calzapinta. Dos certámenes en los que se vincula el zapato al arte. Se han presentado bastantes obras de colegios de la localidad y comarcas cercanas. Hoy se entregaban los premios y, de paso, ¡cañaso! Conté cuentos. Tres, no dio tiempo a más, pero pasamos un rato majo. El otro lado del árbol, Buenas noches y El regalo. Un lujo para un viernes tranquilo.

El relato ganador, hacía un paralelismo entre la estructura de un zapato y las partes de un cuerpo humano. Curiosa la idea.

Con Juan hablaba que, de entrada, la mayoría de los personajes de lo que leemos, siempre van calzados, pero que son pocas las ocasiones en las que se nos dan detalles de cómo son sus zapatos. Pero que, pensándolo bien, un zapato nos puede decir mucho de un personaje. Y ahí andamos, dándole vueltas, como el guardia a la maleta.

Buena noche de viernes, y buen día, y buena vida.


. . .