Un banquito sobre el que leer.
Un banquito desde el que acercarse a algunos cuentos buenos.
Un banquito, a la sombra, pero al calorcito del sol.

El banquito se llama ...en la valla...

Me encuentro con un cuento que cuento ocasionalmente, pero que me encanta.
El árbol generoso, de Shel Silverstein. En la valla, hay más cuentos, pero hoy sólo leo éste.


Con este "post" empiezo una nueva categoría. A la barba, cosas de la red, enlaces interesantes que se quedan enganchados en los pelos de mis barbas, quizá deba acercarme menos a la pantalla.

abrazosparatodos.com

1 comentarios:

    On 19/1/07 19:18 Isabel dijo...

    Pues gracias por su visita y sus palabras, caballero. Un saludo

     

. . .