ASTURIAS, Paraíso Natural.

Esta tierra me encanta. No sólo por la belleza que encierra cada uno de sus rincones, sino por un montón de cosas más.

Ya se acabó el festival. El festival organizado por ASTURACTIVA.
Este año éramos cuatro: Maricuela, Anselmo, Yosi y yo; pero por aquí han pasado Campanari, Arjona, Cellero, Xaro Pita, Paula (ay Paula), Milo, Mario San Miguel, Pepe Maestro, Pep Bruno, Pablo Albo...

Como veis han venido de los buenos lo mejor, como se merece el público que esta asociación ha conseguido ir creando en estos cinco años de trabajo. Las historias, además, se han oído en espacios especiales, pero uno de ellos nada usual: un museo; El Barjola. A pesar de tener nombre de establecimiento hotelero, el museo dedicado a este pintor, se ha llenado de un montón de palabras y con ellas de emociones durante 15 noches en estos cinco años. Quince noches a las que ha habido gente que no se ha perdido ninguna. Entre el público había gente que decía, este año estás más flaco o, a ver qué nos preparas para el año que viene.

Este año estaba nervioso. Sonaron Las cuatro esquinas, mi sesión nueva que habla de la infancia que se entremezcla con la ida y los recuerdos. Parece que gustó, aunque seguiré trabajando para ya hilar fino y rematar, que eso sólo lo puede hacer el tiempo y contar. Ya la probé en Cuenca (otro público especial) y bueno, ahí rodó.

Pero ha sido especial porque, de momento es el último. Al acabar no dijeron hasta el año que viene, sino hasta luego. Quieren descansar.

Público y profesionales nos hicimos oír a la organización que queremos más. Y es cierto, queremos más, a pesar de reconocer que organizar un festival para dos personas es mucho. Queremos más a pesar de saber que, a parte, han organizado 9 escuelas de animación sociocultural y muchas actividades más. Queremos más sabiendo que son una asociación sin ánimo de lucro y que al final es lo comido por lo servido después de invertir tiempo personal y muchas veces dinero. Pero no tenemos remedio y queremos más. No nos resistimos a admitir que se nos cierra esa puerta donde cada año nos encontrábamos para disfrutar Sí, porque contar en Gijón, en el festival de Asturactiva era eso, disfrutar, contar mirando, dejarse llevar, gozar. Contar aquí es una manera de abrazar y los abrazados y abrazantes (que somos todos al final) nos negamos a prescindir de este abrazo otoñal. Así que esperamos ser lo suficientemente pesados, los narradores y las personas del numeroso público de los distintos espacios, para que descansen estas dos personillas (Marcos y Cris), pero que aquí estamos, en las puertas del Barjola, con la palabra en la boca y las historias en las manos. Aquí estamos deseando comer las patatinas al cabrales, y la sidra, y la sangría de sidra, y pasear por cimata, y dejarnos calar por el orballo (agotador) y bajar por la escalerona y pasear por esa impresionante playa de San Lorenzo, y abandonarse en ese cantábrico, y correr a Casa Fede, o a la Xana, o a la Carballera, o al Lavaderu, o disfrutar de un paseo por el botánico... y así cada día, descubrir porquito a poco esta ciudad llena de eificios solemnes y gente agradable.

Un goce Anselmo, Yosi y Maricuela. Un goce Cris y Marcos. Un goce Gijón, ciudad oreja donde las haya. Asturias, paraíso de la narración oral.

A Asturactiva sólo me queda decir que GRACIAS por estos cinco años y gracias por los que vendrán.

Marcho para Toledo, que hoy empiezo, con muchas ganas y poca voz, en el Biblio Bus,

Ya os cuento.
Abrazos.

6 comentarios:

    On 12/11/07 13:52 drilamusa dijo...

    Ay, jooooo, la verdad es que si, da penina (como decimos por aquí) pero estamos tannnnn cansados :-(

    El Festival, una idea que nos encantó desde que Pep Bruno nos lo sugirió, desde que nos animó para ayudarnos a sacar a delante el primero, y mira, han sido cinco, quién sabe cuándo será el sexto, pero estoy feliz y orgullosa, no solo por el trabajo, que si, sino por ver que el público ha respondido, que los narradores se han ido siempre felices, que el escuchar historias despierta tantas emociones, te deja con tantas ganas ...

    Yo que te voy a contar de este Festival que tú no sepas. He dejado todo en él, incluso el corazón, y feliz, siempre feliz.

    Gracias a ti, por aceptar ser nuestro padrino, por comprometerte a estrenar cuentos siempre en el Museo Barjola, a ese público tan especial, que te espera año tras año.

    Y mira, puedo llegar a emocionarme. Al final es como un hijo, al que has visto crecer, al que has intentado darle todo para que fuese "bonico" y ... ha salido, como ha salido.

    Se te echará de menos, aunque estoy segura que con todo lo que has sembrado por esta tierra, y la facilidad que tiene cualquier semilla para crecer por aquí, volveremos a vernos, a escucharnos ...

    Un puñao de besos y de abrazos, ya sabes, yo siempre "a lo burro"

    Feliz mes de noviembre. Feliz vida

     
    On 12/11/07 21:21 mon dijo...

    Ni se os ocurra dejar de hacer el cuentacuentos, a mi marcos no me aviso que era eso de los cuentacuentos hasta el año pasado, y en dos años me ha dado tiempo a enamorarme de ese arte.
    Incluso en petit comite me atrevo a imitar a estos genios, asi que aunque solo sea por unos pocos que esperamos con ansia el festival, ni se os ocurra dejarlo, aunque solo seas por ver como mejoran los mismos cuentos de Felix albo de un año a otro, no se puede dejar. A mi solo me conoce Marcos, pero deciros desde una persona que hace algo tambien altruistamente que mientras halla una persona que se sienta feliz tras cada festival, es inutil querer decir adios.

    Y a mi me haceis feliz.


    Un abrazo y gracias.

     

    Muchas gracias, Félix. Es bonito que te reconozcan de esta manera... Pero sabes que necesitamos descansar un poco, y luego Dios dirá. Vamos a echar mucho de menos estas historias otoñales, eso sin duda.
    Tú ya sabes que con todos los fans que tienes por aquí puedes venir cuando quieras, aunque no haya festival jeje.
    Coño, Mon, ¿tú por aquí? Me alegro de que te gusten tanto los cuentos, pero de momento descansaremos un poco... Gracias.

     

    hola felix, te escribe Cristian Fraga, el chico de Colombia, me recuerdas, bueno, espero que si, nada hombre, quería saludarte, ya que no das señales de vida para este lado del continente, pero bueno, me alegra saber que continuas contanto, de mi parte te cuento que estuve en bogota, conté en algunos espacios y nada felix,que no seas tan ingrato, que a los amigos se les escribe...

    Cristian Fraga
    (cuando me invitas a un festival???, depronto mi embajada y mi mamá me dejer ir)

     

    De casualidad me encuentro con este post y descubro que mi amigo Marcos está detrás de este festival de cuentos. ¡Maravilloso! No he podido asistir nunca y no conocía su existencia, pero ahora ya lo tendré apuntado en mi cabecita y animaros a seguir con él, a los organizadores y a los cuentacuentos, que haceis que la vida parezca (y sea) muy bonita.

     

    Hola, me he paseado por todos tus blogs y veo que éste es el más actualizado. Interesante tu vida de "kontalari", como decimos en vasco. Hasta pronto.

     

. . .