A Villanueva ya había venido otras veces. Ésta voy a un lugar nuevo. La biblioteca está de reformas (hay un montón de bibliotecas en reformas) y la han trasladado a los "jardines" del centro cultural Tamara Rojo.

A Villanueva llego en taxi, que mi coche decidió quedarse a dormir en un taller madrileño, para que le miraran los bajos. Es mi segunda sesión para adultos en esta población. La primera, la recuerdo, salió muy bien, en un aula de la "casona" con siete personas más. Despacito, las historias fluyeron.

Esta vez fuimos más y se notó. Lo pasamos bien. Muy bien, diría yo. A partir de las primeras frases del primer cuento, la sintonía entre palabra y escucha fue total. Desaparecí del escenario prácticamente al cuarto minuto para dejar sitio a los personajes y los escenarios de Nudo. Que si la fiesta de fin de curso, que si el cura cantando tralará, que si los guardia civiles de altos vuelos, que si caperucita camino de casa de su abuelo dándole al ron, que si el mediterráneo no pasa por Algeciras... y volví a aparecer para los aplausos, que insistieron a pesar de la vergüenza que me dan. Y yo agradecido, claro.

Eva y Pilar son las capitanas de este barco, que no sólo flota, si no que se ve que navega. Que se prepare Villanueva cuando tenga la nueva biblioteca, que yo ya las veo venir, y encantado, oigan.

Entre el público, especial, agradecido y muy muy perceptivo, un grupo "selecto": gente de la RB. En la foto, de derecha a izquierda están Alf, Konde, Otis, Mac, su moza, una amiga, y el chico guapo que se esconde es Fer. Falta Ángeles, pero se ve en la otra foto. La RB es una lista moderada por Ramón Buenaventura. Para mí es la lista. Llegué a ella hace mucho tiempo para leer sobre literatura. Y como dice el dicho la literatura es vida, aquí se lleva a cabo. Hablamos de todo y unos pocos compartimos mucho. Leer distintos puntos de vista (incluso los de un ingeniero técnico superior de sistemas informáticos) es siempre abrir los ojos y expandir el horizonte. Nos juntamos esa noche para homenajear a Chema, que ya no está, pero que antes de irse se despidió de nosotros con un admirable correo.
A pesar de que pudiera parecer que es una lista sólo de hombres, por la foto y los nombres, pero no. No es una lista de género (aunque sí generosa), es una lista de personas, de vida, y ahí no hay frontera ni entrepierna.

Nos fuimos a cenar y lo pasamos bien. Hablamos, reímos, bebimos y bailamos, pero poco, no por nosotros sino por la música.

Desde aquí gracias a los que vinieron y a los que no pudieron venir. Es un lujo conocer los cuerpos que dan vida a las letras que diariamente llegan a mi buzón de correo.

Gracias en especial a Otis, que ha hecho esta crítica.
Y gracias a Villanueva, claro, del Pardillo.

Sesión sexta.
Kilómetros de ésta 437. Con los de antes 1830

5 comentarios:

    No,no, Félix. Gracias a ti, eso es lo justo.
    El rato que nos hiciste pasar fue impagable. Y ese guardia civil con capa voladora se quedó grabado a fuego :-D
    Un abrazo.

     
    On 23/1/08 09:19 Miguel dijo...

    Lo pasamos genial, tengo ganas de repetir...
    Mac.

     

    Jo, Otis y Mac. Repetimos cuando queráis. El 8 de febrero estoy en Las Rozas. Con cuentos nuevos, claro.

    Abrazos

     

    Nchts... empezamos mal, el 8 estoy yo en Alemania, unas cortitas vacaciones. Esto no se podrá hacer por videoconferencia, ¿verdad? :-D

    Pues para la siguiente. Que manda carallo, Félix... ;-)

     
    On 28/1/08 11:39 mapache dijo...

    Felix, a falta de verte en el festival de la oralidad en Elche te iremos a ver en la ludoteca!

     

. . .