Y se acaba febrero. Y nos quedan dos días de este mes con eclipse, frío, sol y luna llena y de todo. Y empieza marzo, mes del esparzo, así que, ale, a esparcirse. Os cuento lo que hago esta semana y la que viene. Y cuando empiece el mes del brote ya os digo, que andaré por las provincias de Guadalajara, Alicante, Salamanca, Zamora y Almería.

Viernes, 29 de febrero. SAN VICENTE DEL RASPEIG, Alicante. Biblioteca Pública Municipal.
19.00 h. Nu2. Sesión para público adulto. La casa del mal aliento será una de las historias de la tarde.

Martes, 4 de marzo. JIJONA, Alicante. Biblioteca Pública Municipal.
Desde las 9.00 sesiones concertadas con los centros de enseñanza.
20.00 h. Yayerías, Sesión para público adulto.

sáb 15 de marzo CAMPILLO DE RANAS. Guadalajara.
dom 23 de marzo JAVEA. Alicante.
mar 25 de marzo SALAMANCA, Salamanca
mie 26 de marzo SALAMANCA, Salamanca
jue 27 de marzo ZAMORA, Zamora
sáb 29 mar, ALMERÍA, Almería. Biblioteca del Estado Villaespesa

En abril andaré por las provincias de Albacete, Alicante, Almería, Barcelona, Cuenca, Guadalajara, Madrid, Murcia y Zaragoza. ¿Nos veremos? Ya nos decimos.

¡¡Salud e ilusión!!

ABRAZOS A CAPAZOS

P.D.:
público adulto y juvenil

NU2 Historias deshilachadas, oídas por los rincones de alguna calle o en el banco de un parque o en el asiento 03D de cualquier tren Alguna de ellas seguro que te acompaña, luego, hasta casa y quién sabe hasta cuando la andarás rumiando. Historias que te pudieron pasar a ti, o quizá te hayan pasado. Anda, apaga el móvil y abandónate.

YAYERÍAS Un secreto de familia, el silencioso ruido de un cementerio de noche, el recuerdo de un tío abuelo que no conocí, el tacto suave de un amor oculto, la sombra de un algarrobo, la otra orilla, las gotas con forma de lágrimas de una palancana, el reflejo de unos zapatos nuevos, la voz ronca de un enterrador, un grillo, un búho y el ladrido lastimero de un perro lejano. Éstos son algunos de los elementos que dan sentido al aire que se respira en la sesión Yayerías. Historias que un día conocí de la boca de mi abuelo.

Leo en prensa

En público, vamos

ENTREVISTA A EDUARD ESTIVILL, PEDIATRA Y NEUROFISIÓLOGO

Estivill: "Hay que volver a contar cuentos a los niños para dormir"

Leo el titular y digo que así no vamos, que los cuentos se cuentan ANTES de dormir, pero no para. Con la cantidad de "paras" que encontramos en los cuentos, queda muy triste limitarse sólo a ése "para". Pero luego lees el artículo y, claro, aguantas el carro porque dice:

Entonces, ¿qué actividad debe realizar en ese momento? Lo que recomiendo es algo que nuestros padres y abuelos hacían muy bien: contar un cuento al niño antes de dormir. Un cuento es una actividad relajante y, al mismo tiempo, una acto de comunicación; el niño te mira y te escucha. Una consola es buena en cuanto a la actividad que supone, pero es totalmente incomunicativa. Además, si a un niño le acostumbras a escuchar un cuento cada noche, seguro que será un lector cuando sea adulto. Tenemos que volver a contar cuentos a los niños.


Eso, eso. C O M U N I C A R. Dar que hablar, plantear conflictos, hablar de miedos, de valores, pensar, emocionarse, reír, asustarse, enamorar, descubrir, elucubrar, imaginar... vivir. Contar nos hace vivir y esforzarnos por entender el mundo en el que vivimos. Difiero mucho en que una persona que escucha cuentos sea "automáticamente" un lector de adulto. Creo que no tiene por qué, aunque sí que es cierto que la persona que escuchó cuentos tiene más facilidades para poder disfrutar plenamente de la lectura.

Contemos, escuchemos, gocemos.

Madre qué atropello de mes. Se me pasó avisar del comienzo del Festival y en Elche sólo queda hoy y mañana. Suerte hay en que el festival continúa por Tolosa, Alicante, Castellón, Novelda, Valladolid y Burgos, y aquí tenéis toda su programación.

A Michele no puedo verla hoy, la veré el domingo, que cuenta en la ludoteca de Elche después de que Nicolás lo haga en el Gran Teatro. Aquí os pego un artículo de La Verdad.

CULTURA
El Festival Internacional de la Oralidad se despide de Elche
16.02.08 - G. O. / S. C.

El Festival Internacional de la Oralidad ofrece hoy y mañana las últimas jornadas en Elche. Esta noche, las 21 horas, actuarán en el Gran Teatro Michèle Nguyen (Vietnam-Bélgica) con Amadouce/Amidulce, en castellano, y Bertrand N'Zoutani (Congo-Francia), con Cantos y cuentos del Africa negra , en kikongo y francés, con traducción.

Michèle Nguyen nació en Argelia, hija de padre vietnamita y madre belga, y creció y vive en Bélgica, y se ha formado en la Escuela Internacional del Teatro Laassad, habiendo encontrado su lugar en el mundo de los cuentos, apoyándose en la formación recibida, así como con una voz envolvente y gestos finamente medidos.

Bertrand N'Zoutani, nació en el sur de la República del Congo, procedente de una sociedad formada por casta y tradiciones orales y musicales milenarias, que aprende y transmite desde la más temprana edad. Más tarde se incorporó al Théâtre National du Congo, convirtiéndose en fabulador, poeta, comediante, músico y danzarín, recorriendo los más importantes festivales de oralidad del mundo, y especialmente los de Venezuela, Colombia, Cuba, México y el que nos ocupa, donde ya tiene un público adicto.

Despedida

Mañana domingo, el Gran Teatro acogerá a partir de las siete de la tarde el espectáculo Los cuentos del espíritu, del colombiano Nicolás Buenaventura acompañado por Sandra Sánchez al violonchelo.

El espectáculo está inspirado en la tradición y cuentos de la India que existían en una lengua oscura y que estaban destinados a la educación de los príncipes. Cada cuento planteaba un enigma al final que servía como iniciación al mundo y la vida, y el autor se inspiró en seis de esos cuentos.

«En Colombia vivimos un exceso de tolerancia, lo que me llevó a preocuparme por la relación con el otro, hasta que punto somos capaces de reconocer en el otro a alguien tan humano y completo como nos consideramos nosotros», explica Buenaventura.

Cada espectáculo aborda una problemática concreta y «los cuentos son mi manera de afrontarlos. En este montaje todo gira en torno al amor y la relación con el otro». El colombiano alabó las «excelentes condiciones del Gran Teatro de Elche para contar cuentos». Reivindicó que «la primera tradición teatral, los cuentos, vuelvan a los teatros».


Quien pueda que los disfrute.



Ya hemos pasado la segunda semana del curso. Nos liamos menos con los nombres, pero aún, por lo menos yo. Por la mañana el de madres y padre. Por las tardes, con el CEFIRE, con maestras y maestros. La dinámica es prácticamente la misma, pero con matices. No es lo mismo buscar el rincón, el momento en casa donde se cuenta de tú a tú, que hacerlo en el aula, con un horario y currículo al que atenerse y donde se cuenta ante 24 pares de ojos más.

En ambos cursos ya elegimos los cuentos que estamos a trabajando y ahora andamos buscando cómo contarlo. Las manos, la voz, los ojos, las palabras...

Escuchar las historias que conoces (incluso alguna que cuentas), desde otra mirada, desde otra voz, te da una perspectiva distinta que complementa siempre a la tuya y es tan sorprendente que uno tiene cierta expectación hacia algunos cuentos en particular o personas en especial para mirar qué se ve a través de su enfoque. Al fin y al cabo todos esos detalles, matizan y ensanchan el universo particular de cada historia.

Estamos calentando el horno y amasando. En breve nos vamos a dar un atracón de deliciosos cuentos. Ya os iré contando.


Cañete queda está camino de Teruel, desde Cuenca. Es sábado nueve de febrero y el viaje es precioso. El coche va lleno de palabras llenas y por fuera, el paisaje se abre y se cierra sorprendente como el curso del río con el que la carretera juega.

Al llegar a Cañete ya es de noche. Lástima. Tiene una pinta muy muy buena. Habrá que volver. La sala donde se cuenta es una sala polivalente... fría, pero entre la treintena de personas que éramos, y las palabras, calentar calentar, no la llegamos a calentar, pero nos olvidamos del frío.

La primera vez que se contaban cuentos para adultos en Cañete, por ser especial, trajeron a un público ideal, de los que te deja contar, de los que al principio siguen la histoira de lejos, pero enseguida se acercan y se meten, y allá van. Y allá fuimos, con casi Nudo.

Y luego a Cuenca, contentos. Es tan bonita la noche en Cuenca.

Venir a Las Rozas es llegar sonriendo. Aquí están Alicia y Carmen, sus bibliotecarias y el encuentro nos da siempre mucha alegría. En Las Rozas además, está el hotel donde me suelo hospedar cuando ando por Madrid, cómodo, accesible, con gente maja y no excesivamente caro. Y, no podría no hablar del equipo de la biblioteca, todo el día para arriba, para abajo, con carrito o sin él, con libros y tejuelos en las manos, deprisa, deprisa y sonriendo.

A las 18.00 tengo la sesión infantil.

Un lujo. Había mucha, mucha gente. Me la encontré de sopetón: ojos, risas y ganas, muchas ganas. A las madres, padres y personas aledañas adultas les gustó. A la gente menuda también. Y a mí, y a Carmen, y a Ruth... El gató tragón se comió panzón hasta a la vieja revieja y su caldera, al gnomo saltarín de gorro rojo, a todas y cada una de las siete hermanas, al hombre y su burro negro... hasta el cura con su sotana negra.

¡Guau!, vaya gato.


A las 20.30 cuento para adultos. Mi segunda vez en esta biblioteca. Entre una sesión y otra colacao calentito con Rafael y Rosa que viven en las Rozas y un narrador madrileño, anfitriones ellos del encuentro de narradores del año que viene. Este año se hizo en Hondarribia, que estuvo genial según cuentan, que yo no pude ir.


La sesión Nu2 se acomodó sin esfuerzo entre la treintena de personas que escucharon. La casa del mal aliento nos dejó algo encogidos y contamos algún que otro corto para despedirnos con cariño y marchar sonriendo.


MUROS

El Gobierno de Israel decide levantar una barrera de separación con el Sinaí

Una valla de 240 kilómetros de longitud separará los dos países

Así, antes de acostarme, me gusta leer un par de periódicos en internet. Hoy empiezo por Público y a pocas noticias se me quitan las ganas de seguir con éste, y con ningún periódico más.

Me encuentro un montón de muros. Se están haciendo muros por todos los lados. Muros lejos, muros cerca, muros aquí mismo. Se hacen nuevos, y los que hay se levantan aún más.

Los muros separan, dividen, dan sombra donde no tiene por qué haber. Nos estamos separando, nos están dividendo. Hay que buscar picos, palas, y ganas para empezar a derribar muros. Muros lejos, muros cerca, muros aquí mismo. Hay que empezar a tirar muros.

¿Qué se nos ocurre?


"No era un ser humano. No podía serlo. Era cuatro veces más alto que cualquier hombre. Era tan grandote que su cabeza quedaba a más altura que las ventanas de los útlimos pisos de las casas. Sofía abrió la boca para gritar; pero no le salió ningún sonido. El susto le atenzaba la garganta y el cuerpo entero.

No cabía duda, era la hora mágica.
"

Ayer por la noche, a última hora, comencé la lectura de "El Gran Gigante Bonachón". Me gustó desde el primer párrafo. Lo cogí con mucha ilusión porque he oído hablar muy bien de él, pero no habíamos coincidido hasta este momento.

Me quedé dormido al poco. Estaba realmente cansado y me dormí leyendo párrafos intensos como el que precede este comentario. Y, claro, quizá por ello, he tenido unos sueños bonitos.

Ya iré contando.

Ayer comencé dos cursos en la Biblioteca de San Vicente, una biblioteca que como ya comenté, me encanta.

El lunes es un día bonito. A las nueve y pico llego para colocar los libros: 108 álbumes ilustrados y media docena de libros de teoría, otras tantas recopilaciones de cuentos y algún libro suelto. Me parece imprescindible que los libros estén el primer día del curso. Y ahí estaban, esperando.

Veintiuna personas llegaron con muchas ganas al curso. Apenas nos presentamos y los libros ya ocuparon el primer lugar en todo lo que hicimos. A partir de ahí autoræs, ilustradoræs, editoriales, tamaños, series de personajes, técnicas de ilustración, temática, precios... Pinceladas referentes a cómo contarlos, pero éste fue su día.

Por la tarde dieciocho. Todas profesionales de la educación: infantil, primaria y una de secundaria. La misma dinámica, cambia un poco el enfoque. Un poco sobre todo en éste primer día, el día de los libros.

El acercamiento al libro es primordial. Las personas que contamos deberíamos conocer tantos libros como pudiéramos. Leer hace crecer este oficio de palabras. Amplia paisajes, personajes, vocabulario, miradas, voces, historias, horizontes, emociones, detalles. Amplia, define, estira, desarrolla, refuerza, cambia. La lectura siempre te lleva a más.

Por eso es de agradecer encontrar espacios como el de esta biblioteca. Tripulados por equipos como el de Pepa. Porque están haciendo más fácil acercarnos a los libros. En este trimestre, en la sala infantil hay toda una exposición de literatura infantil y juvenil sobre las EMOCIONES. Una selección de buenos títulos te llaman desde que entras para que te acerques a mirarlos y, por suerte, picas, y vas de un a otro. Uno por el título, otro por la portada, otro por la persona que lo escribió, otro por...

Mañana sigo. Todos los lunes y miércoles de febrero andaré por la biblioteca dándole vueltas a esto de contar. Ya iré contando, pero si os podéis pasar cualquier día a ver la exposición de EMOCIONES en la Biblioteca...

Leo en El País

El Gobierno torpedea un anuncio de Amnistía

La ONG denuncia "censura" por el veto a la emisión gratuita de un 'spot' sobre derechos humanos


Y me digo, vaya. Aquí está el anuncio y mi sorpresa, claro, aunque me faltan caras en el vídeo.


video

Hoy me voy de museo. En Elda, cerquita de casa, está el Museo del calzado. Con un jardín de piedras de trabajo antiguo y un olivo justo delante, este museo, ubicado en un edificio yo diría que algo extraño, sorprende desde la propia entrada. Dos plantas, cuatro salas y la posibilidad de ver el museo etnográfico yaqueestamosaquí (donde hay una cadena de madera de 6 metros de larga cuyos eslabones han sido tallados ya engarzados, es decir fue tallada de una sola pieza. Seis metros. Brutal.

En el museo se puede apreciar la evolución de las herramientas, en un principio, y en cuanto a maquinaria desde el s. XIX hasta mediados del pasado. Hay una biblioteca con libros de pedidos, contables, catálogos, pósters de ferias internacionales de calzado donde estaba representada Elda, dibujos, fotografías...
En la primera planta hay un zapato gigante. El zapato más grande del mundo. Allí está. Pero sólo hay uno. El gigante tiene que estar tratando con San Cucufato. Además es el izquierdo.

Las dos salas que quedan son las dos que más me gustaron. En una de ellas uno puede ver la ¿evolución? de la humanidad a través del calzado. Luego hay distintas colecciones de distintos tipos de zapato, zapatos que han donado personajes famosos y unas vitrinas con zapatos adaptados para pies con problemas, y los premios de un concurso de diseño de calzado.

El museo me lo enseñaron Juan Vera, bibliotecario y, entre quienes conozco, una de las personas que más sabe de álbumes ilustrados y literatura infantil (además fue zapatero antes que fraile) y Juan Carlos Martínez, Director del museo. Con dos capitanes así, a mí sólo me quedaba mirar, escuchar y, de vez en cuando preguntar. Fue una visita la mar de interesante y curiosa. Merece la pena.

Hoy comí con Juan, siempre que tenemos ocasión, ñam. También con Reme, otra bibliotecaria amante de la literatura infantil. Risas, arroz y algún libro, no sobre la mesa, que se manchan, pero sí de boca en boca.

El museo no sólo hay que verlo por que merece la pena. También hay que ir a verlo porque es un museo que se mueve. Y a los museos que se mueven, igual que a las bibliotecas que se mueven hay que ir. Para que no dejen de moverse. Hay que ir y bailar si es preciso, porque moverse en un mar cultural de la tranquilidad es querer moverse mucho. Como éste. Tiene exposiciones continuamente (ahora una de fotografías de una gran nevada que hubo en... ¿los años 20?, y otra de zapatos y complementos, que se llama Mirame), el viernes pasado recogió un premio literario Fernando Marías, y acabaron tomando un vinito a ritmo de una banda de Jazz, y hoy esto: Entrega de premios de Calzacuenta y Calzapinta. Dos certámenes en los que se vincula el zapato al arte. Se han presentado bastantes obras de colegios de la localidad y comarcas cercanas. Hoy se entregaban los premios y, de paso, ¡cañaso! Conté cuentos. Tres, no dio tiempo a más, pero pasamos un rato majo. El otro lado del árbol, Buenas noches y El regalo. Un lujo para un viernes tranquilo.

El relato ganador, hacía un paralelismo entre la estructura de un zapato y las partes de un cuerpo humano. Curiosa la idea.

Con Juan hablaba que, de entrada, la mayoría de los personajes de lo que leemos, siempre van calzados, pero que son pocas las ocasiones en las que se nos dan detalles de cómo son sus zapatos. Pero que, pensándolo bien, un zapato nos puede decir mucho de un personaje. Y ahí andamos, dándole vueltas, como el guardia a la maleta.

Buena noche de viernes, y buen día, y buena vida.


Desde el volante


Encontrarse un Simca en la autovía del Mediterráneo a medio día es como encontrar una coma en una frase interminable y tan rebuscada como resubordinada. Uno frena. Respira. Lo observa detenidamente y después le adelanta por su izquierda, sonriente de que aún quedan rodando. Una coma en la atuovía, un respiro, un ays.

Esta mañana, a las 8.00 de la mañana varios cuerpos de la Guardia Civil consideraron oportuno organizar un control de carretera en plena autovía. Imagino yo que los terroristas y los traficantes no tienen regulado el horario laboral, pero quizá comiencen a trabajar a la misma hora que el resto. Será por eso, ¿no? La verdad es que en el ambiente de los conductores y conductoras atascados y atascadas estaban con un cabreo grande, pero, claro, con una sensación de seguridad más grande.


Llega hasta mi buzón un link a esta web

En ella, simplemente se plantean un reto. Y qué reto:

¿En qué consiste El Reto 2008?

Hay que leerse un libro de cada país de la Unión Europea. El Reto consiste en completar los 27 países antes de la medianoche del 31 de diciembre del 2008.

Para que un libro sea considerado válido, el autor o el contenido del libro deben estar estrechamente relacionados con el país al que representan.

Pues eso, que me ha llamado la atención y he dicho ¿esto? para el blog que quizá haya alguien a quien le apetezca recorrer europa a través de su literatura.

Pero no queda ahí la cosa. Navegando en la web me doy cuenta de que el reto lo lleva planteando desde el 2004. El año pasado, por ejemplo, el reto consistió en leerse un libro cuyo apellido empezara por cada una de las letras de nuestro abecedario. Curiosa forma de animar a leer... con un reto.

¿Jugamos?

. . .