C.E.I.P. de Ontiñena

Me recoge del IES Mercedes Aguilar, directora del CPR y después de comer nos vamos para un centro de primaria por una carretera bordada de amapolas en sus arcenes. Con Mercedes no se habla, se conversa, y las palabras van y vienen pero ella sabe muy bien hacer del hecho de la comunicación un acto agradable y disfrutable.
Cerquita de Fraga y por la ribera del río Cinca, sorprendido por el verdor que desprenden campo de melocotoneros, manzanos, cerezos y vastos campos contados de cereal, llego a Ontiñena donde me espera el alumnado del centro San Gregorio.
Bajamos a un salón de actos municipal y, una vez abierta la maleta y casi sin parar, los cuentos van saliendo contentos y ansiosos dada la agradable acogida que reciben por parte de los cerca de cien ojos brillantes y otras tantas orejas inquietas. Allá que llegan todos, uno detrás de otro; algunos, como siempre, no me da tiempo a contarlos del todo y sólo cuento un parte, o los enseño, o...

Al final, se produce esa estampa que tanto nos gusta a mí y a mi maleta, y con la que os dejo:

1 comentarios:

    Damos las gracias a este magnífico cuentacuentos por hacernos pasar un rato tan agradable y divertido.
    Desde el cole seguimos hablando de las ocurrencias de Félix con los pequeños y de los guiños lingüísticos que nos regalaba a los adultos.
    Un buenhacer que se vio recompensado con los aplausos y las risas de todos los que allí nos congregamos.
    Esperamos disfrutar de futuras colaboraciones con este contador de historias
    Un saludo desde Ontiñena.
    Elena

     

. . .