Hoy cuento en Cuenca

Llevo aquí desde el miércoles.

El miércoles fue un gran día. Por la mañana, temprano, fui hasta Alcolea, más arriba de Ballobar. Allí me esperaba el alumnado de primero y segundo de la E.S.O. Los primeros no se esperaban, creo, eso de los cuentos así, en ese formato, en el envase que porto y luzco. Allá que salieron las historias y provocaban risas tímidas y caras de asombro asombrosas. Los segundos iban más allá. Pasaron ágiles del asombro a la curiosidad por saber qué había más allá de lo que yo decía, se lanzaban a descolgar la ropa que yo tendía y se abandonaron pronto al ritmo de mis historias. El primer beso rodó por la biblioteca escolar decorada con unos artesanales álbumes ilustrados que el profesor de plástica les había invitado a crear. Sonriendo nos hicimos una foto. Ha estado genial le decían a su profesora, que también se abandonó, con Mercedes Aguilar y otro maestro.
Lo pasé bien en Alcolea. Quedamos con ganas de más todos: alumnado, personal docente, programadora y yo, así que espero que mis palabras vuelvan a este municipio de camino sorprendente.
A medio día a Ballobar, el pueblo palabrero  del bajo Cinca, donde gocé la sesión del martes. Después de comer con el claustro sesión a los pequeñ*s. Cuentos de libro, con libro, desde libro... historias horripeliznantes llenaron de suspenses, ojos grandes y sustos el rato largo que pasó entre aparición e insinuaciuón.
Buen comienzo de semana en este Aragón cercano y sorprendente. Buen sabor de boca me deja para relamer la nacional 420 que une Teruel con Cuenca con una lengua de asfalto que llena de verde, agua y piedras cada kilómetro haciendo del trayecto un viaje mecido por la belleza. Se recorre un pueblo de nombre precioso: Libros.
Con el alma grande llego a mi ciudad quieta: Cuenca. Aquí me espera la FLLic, feria regional del libro de Castilla la Mancha, ciudad donde mis espectáculos toman voz por primera vez desde hace tres años y desde hace siete comparto con este público mi manera de contar y practicar mis sueños.
Este año es distinto. A parte de la sesión de adultos que estrenaré hoy a las 22.30, hemos organizado un seminario de narración oral. Y las sesiones nocturnas por las que han pasado Quico, Campa, Paula Carballeria, Pablo Albo, Carrere, Maricuela... llevan nombre de festival: DE PALABRA. El miércoles según llego, tengo el inmenso placer de disfrutar de una sesión de cuentos que conforman todo un homenaje al vino y al cochino. Ignacio Sanz, amigo y narrador, nos deleitó a las doscientas y pico personas que dispuestas le acompañamos.
Un lujo Ignacio y el solomillo que nos apretamos y el paseo por la orilla del Huécar hasta más allá de la posada y vuelta.
El jueves comienza el Seminario. Primero un taller Pep Bruno y el que escribe ante 35 personas bibliotecarias y profesionales de la docencia. Más de 200 álbumes ilustrados para hablar de contar con el álbum, y Pep menos pero con muchas ganas de hablar con la poesía, el ritmo, los cuentos, las palabras y venga libros y una canción y más álbumes y risas, y otro más, de tapa dura, y de tapa blanda y grande y pequeño y...
Por la tarde una mesa redonda: Pep nos habla de Canarias, Antonio González del festival de Elche, Ignacio Sanz del de Segovia, Blanca Calvo del de Guadalajara y el que escribe resume un poco la evolución de Cuenca y modera (¡ja!) Después las Clownclusiones de Virginia Imaz geniales poniendo su reflexión y acento a cada cosa que habíamos dicho, resumiendo, recapitulando, rematando, reironizando...
Por la noche el goce de escuchar a otra de las grandes: Virginia Imaz con historias de su tierra y un contador de historias.
El viernes conté afónico a 750 niños en grupos de 250. Una barbaridad de las bárbaras, pero con voz de ogro parecía que ponían más atención. Y más cuentos y más libros. Por la noche las historias Jaqueline de Barros y a dormir. No pude asistir a la segunda parte del seminario, con la charla de Almodóvar, ni la de Aldo Méndez, ni Ana Torrellas, ni la mesa redonda donde además de ellos estaban Pablo Albo entre otros. A Pablo le vi un trozo del encuentro con autor sobre Estela e Inés Azul. Los niños se lo pasaban bien el ratito que vi; yo también.
El sábado a dar forma, a recapitular, a reinventar y a mirar hacia el año que viene. Y por la noche a disfrutar de un regalo: la sesión de Aldo Méndez. Se le quedó pequeño el escenario, se nos quedó grande el alma. Y por la noche más noche y disfrutando de una luna preciosa, nuestra visita tradicional al Babilón y nuestra partida al futbolín y a dormir.
Hoy tengo mejor voz pero sigo afónico. Espero mejorar un poquito de aquí a la noche y poder contar tranquilo FUEGO. La sesión que estreno esta noche.
FUEGO nos habla de Eufemio Sánchez Morcón, un pastor que cuenta historias. Un hombre peculiar que a través de la escucha consigue unas historias preciosas. Su padre era capaz de escuchar lo que soñaban los árboles. Él lo hace a partir de la madera también pero... bueno, ya la escucharéis por ahí.
Hoy dejaré Cuenca. Por la noche acompañado por la luna tomaré el camino feliz que feliz me lleva a casa con ganas muchas de ver a mi niño que no entiende por qué no puedo ir cuando quiere verme. A su madre que un año más guapa se lo trata de explicar. A la casa donde habitan nuestras vidas, nuestros sueños, nuestras ganas. Esta noche llego, pero antes seguiré disfrutando de esta ciudad De Palabra y de su gente.
La verdad es que Cuenca este año ha sido una fiesta. Amigos, abrazos, cervezas y colacao. Cuentos y ganas muchas ganas, palabras, gente amiga y más colacaos. Una fiesta, la fiesta de la palabra. Genial de verdad en esta ciudad que cada año, cada rato que disfruto aquí la hace más especial.

3 comentarios:

    On 11/5/09 11:21 julio dijo...

    Hola Felix, soy Julio, el amigo de Belén. Ha sido un verdadero placer conocerte y compartir con vosotros unas horas inolvidables.
    Aunque no me pude quedar a oirte, estoy seguro que habrá sido tan bonito como lo de Aldo del sábado.
    Leyendote por aqui, te conozco un poco mas y veo que cuentas de una manera muy entretenida y realista tus experiencias en Cuenca,CalaCao incluido. Solo añadir, para los lectores de tu blog, que al futbolin perdiste antes las chicas,y que en la mano llevas la penitencia a tus marrullerias, jeje. Un abrazo y un verdadero placer conocerte y conoceros.
    Julio

     

    Jo! Julio, lo tienes que contar todo ;o)

    Un placer, es cierto Cuenca tiene eso, quizá por las piedras, quizá por las aguas, quizá por las gentes, vete tú a saber. A lo mejor tienen que ver algo los libros pero mira, lo pasamos bien y fue un placer conocerte. Claro. a ver si la vida nos vuelve a cruzar.

    Un abrazo grande. Y gracias.

     
    On 14/5/09 16:24 Miriam dijo...

    Hola Felix!!

    Te leo muy bien, me alegro por vos. Saludos a todo ese ekipazo kon el k has estado.
    Si pasas por Barna avisa, estare unos dos meses por aki, hay ganas de escucharte y verte... tendra k haber mojitos jajaja.

    Te adjunto mi blog: http://tintadedanzas.blogspot.com/

    un beso

     

. . .